Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

El machismo en el deporte femenino

Feminismo & Igualdad

El machismo en el deporte femenino

Lydia Valentín campeona olimpica en los Juegos Olímpicos de Río (El Periódico)

El machismo en el deporte femenino

En los últimos años, los deportistas españoles se han convertido en unos de los mejores del mundo, destacando el papel de las mujeres, quienes cultivan una gran cantidad de victorias y triunfos en cada temporada. Sin embargo, proclamarse campeona olímpica hoy en día no es sinónimo de cobertura periodística.

[3 minutos de lectura estimado]

En los pasados Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, España ganaba un total de diecisiete medallas, de las cuales diez fueron obtenidas por mujeres. Sin embargo, muchas de las deportistas ganadoras no recibieron el reconocimiento que deberían. En la actualidad, entre las mejores deportistas que tiene España, se encuentran Mireia Belmonte, Garbiñe Muguruza, Ona Carbonell o Carolina Marín, que en cada competición lo dan todo para conseguir el oro. Pero, ¿y el resto de deportistas? Muchas de las mujeres encargadas de representar a España en los Juegos Olímpicos o en otros campeonatos, no son conocidas debido al poco protagonismo que se les da en los medios de comunicación. Deportistas como Lydia Valentín, bronce en halterofilia en Rio y plata en Pekín; Eva Calvo, plata en taekwondo en Río; Maialen Chourraut, oro en aguas bravas en Río; y muchas más, entrenan muy duro durante todo el año para no ser reconocidas por parte de los medios de comunicación.

Y no es únicamente eso. La poca cobertura que se les da es de forma machista, dándole más importancia a su físico que a su técnica o su rendimiento. Son muchas las revistas y periódicos que emplean titulares claramente sexistas, como por ejemplo:  “M. Chourrat, una mamá a contracorriente” , “ Rivas, el hombre que convirtió las rabietas de Carolina en oro”, “Lydia Valentín, la exuberante belleza de la olímpica bronce” o “Lydia Valentín, una Hércules con maquillaje”.

Esto es un claro ejemplo de que los medios de comunicación no tratan por igual a hombres y mujeres. Además, la propia audiencia es cómplice de este proceso de malas prácticas periodísticas, ya que prefieren consumir información deportiva femenina sólo si se habla del cuerpo y la belleza de las deportistas y no del esfuerzo y la constancia que requiere el trabajo que realizan. Por si fuera poco, las mujeres cobran cantidades mucho menores que lo que cobran ellos. Y no olvidemos todos los requisitos que deben cumplir para viajar a unos Juegos Olímpicos.

Todo esto me lleva a plantear la siguiente cuestión: ¿es este el ejemplo de periodismo deportivo que se merecen todas y cada una de las deportistas y ganadoras olímpicas? Yo tengo una respuesta muy clara: Cada una de las deportistas de élite sigue un entrenamiento muy duro y concreto, a lo que se une una alimentación equilibra y un modo de vida saludable. Solamente con estos esfuerzos, se merecen todo el respeto del mundo, incluidos los medios, a lo que se suma la cantidad de victorias que cosechan en cada temporada, llegando incluso a conseguir más que los hombres. No obstante, parece que por muchas victorias que consigan, no son suficientes para dedicarles tiempo en el telediario o unas páginas en el periódico.

En definitiva, considero necesaria una reflexión por parte de los medios de comunicación y sus consumidores sobre este tema, y plantear una solución rápida para que se empiece a valorar como se merece el deporte femenino.

mm

Hola, soy Henar López, redactora de la revista Discipuli y estudiante de Periodismo y Ciencias Políticas en CEU Cardenal Herrera. Enamorada del arte, viajar y descubrir sitios diferentes.

Comentarios

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies