El fenómeno Bitcoin: ¿qué es en realidad?

0
480
BERLIN, GERMANY - FEBRUARY 15: In this photo illustration miniature figures standing beside model Bitcoins on February 15, 2016 in Berlin, Germany. (Photo Illustration by Thomas Trutschel/Photothek via Getty Images)

Por su presencia en los medios desde hace un tiempo, es probable que te hayas lanzado en búsqueda de información para satisfacer tu curiosidad. Es también probable que hayas encontrado centenares de páginas de Internet que tratan de explicar qué es eso de las criptomonedas. Y es, por último, más que probable que hayas abandonado la investigación sin una idea clara.

¿El problema? Se intenta explicar lo que son enumerando sus ventajas. Esto es, empezando la casa por el tejado. Sí, las criptomonedas son un medio de intercambio. Pero no es esta su base.

Las criptomonedas son un fondo de inversión, como lo son las acciones, los bonos o los planes de pensiones. Confías tu dinero en estas carteras con la esperanza de que algún día la cantidad sea mayor.

Imaginemos que dispones de 1.000 euros, y que quieres ponerlos en juego. Puedes ponerlos en un depósito bancario, del que algún día no recuperarás 1.000, sino 1.100. Durante el periodo en que tú no dispones de tu dinero, la banca lo mueve y se lucra (más que tú, por cierto).

Pero puedes, en lugar de esto, depositarlos en un Bitcoin. ¿La diferencia? Ninguna institución se está lucrando. Cuando recurres al banco, recurres a una empresa que hace de tu inversión su negocio. Las criptodivisas, en cambio, viven en el universo de lo virtual; pululan libres, intangibles, no sujetas a ninguna entidad. Tú, la banca y el Estado estáis en la misma posición con respecto a las criptomonedas. De ahí el carácter “descentralizado” del que hablan todas las páginas.

Criptomonedas y especulación

Si una persona hubiera comprado cinco euros de Bitcoin hace siete años, tendría hoy 4.400.000 de euros.

Desde su lanzamiento en 2009, el valor del Bitcoin se ha disparado y, además, han proliferado muchas otras criptomonedas. Son dos datos que hacen comprensible una preocupación generalizada: ¿podría volverse contra el conjunto de la economía esta ‘extrema’ especulación?

Bien, que no cunda el pánico. Si bien es cierto que se especula, esto no es nada preocupante en un mundo de economía capitalista. De los 90.4 trillones de dólares que conforman el valor total del dinero del mundo, solo el 8% es físico. O sea, el 92% del dinero del mundo es especulativo.

Pero, como es evidente, se puede crear una burbuja que puede estallar. El debate sobre si esto afectaría al conjunto de la sociedad está abierto. Hay quien dice que no por pertenecer las criptodivisas a un mundo paralelo al del dinero fiduciario. Sin embargo, parece lógico pensar que, si empresas y estados están invirtiendo en ellas, una pérdida de su valor supondría una pérdida de la riqueza de las entidades, lo cual nos sitúa ya en el plano del dinero ‘real’.