Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

La libertad en Internet

Tecnología

La libertad en Internet

La libertad en Internet

[2 minutos de lectura estimado]

A lo largo de la historia, el ser humano ha luchado para conseguir un objetivo: su seguridad. Por lo tanto, no es sorprendente que el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad ocupe el tercer puesto en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un rasgo que, todos los ciudadanos de países occidentales tenemos por el simple hecho de ser personas. Sin embargo, nuestra lucha quedó nublada cuando una plataforma inesperada cambió nuestras vidas por completo.

Internet nació y se presentó ante nosotros como una utopía, un lugar en el que ya no importaba nuestro género, nuestra edad o el color de nuestra piel. La red nos permitía comunicar cualquier tipo de información a cualquier persona y en cualquier parte del mundo, al igual que éramos capaces de consultar datos sin ninguna restricción. Sin embargo, esta no es la realidad que conocemos. Actualmente, más de dos mil millones de personas están online e Internet es uno de los principales motores económicos del siglo XXI.   

Imagen tomada de www.infolibre.es

OpenNet Initiative, una plataforma que se encarga de identificar y documentar los intentos de control y censura en Internet, estima que, actualmente, más de 42 países filtran y censuran contenidos, sin incluir dentro de este estudio a aquellas localidades que se encuentran bajo un gobierno totalitario, como Corea del Norte o Cuba. Además, en estos últimos dos años, se han aprobado aproximadamente 19 leyes que ponen en peligro nuestra libertad de expresión online.  Muchos países poseen legislaciones que limitan la publicación y la difusión de cualquier tipo de contenido; algunos gobiernos tienen el poder de bloquear cualquier sitio web e incluso puedes terminar en prisión sin ser conscientes de estar cometiendo un delito. Incluso los estados democráticos recurren a la censura encubierta. Pero, ¿por qué Internet es la principal preocupación de los altos cargos políticos?

La Red nos da el poder de lo imprevisible. Y la existencia de individuos imprevisibles no interesa a los altos cargos porque, cuando no puedes ser controlado es cuando cambias el mundo. Los Gobiernos no son ajenos al control que ejercen y nosotros tampoco. Sabemos que dejamos un rastro de información, que cada página web que consultamos está proporcionando datos sobre nuestros gustos, intereses, etc. Sin embargo, negamos todo eso. Preferimos vivir en la ignorancia y seguir conectados y compartiendo, porque si no compartimos no somos nadie, no existimos.

La Red que conocemos todos tiene los días contados porque cada vez hay más voces que los gobiernos no pueden callar, voces que saben que si hacen un chiste sobre Carrero Blanco en Twitter pueden ir a prisión. La censura no calla, sino que nos hace buscar nuevas maneras de hablar.

mm

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid. Pasión por el cine, las series y el arte. Amante de los libros y preocupada por el mundo.

Comentarios

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies