El hospital de La Ribera vuelve a ser público

0
394

El próximo 1 de abril el hospital de La Ribera pasará a la gestión pública tras más de quince años funcionando como una concesión administrativa y a pesar de los intentos de la empresa que lo gestiona, Ribera Salud, de impedir en los tribunales esta desprivatización.

Instalaciones del Hospital de La Ribera / Valencia Plaza

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) rechazó el pasado mes de noviembre suspender cautelarmente la decisión que tomó el pasado mes de marzo la conselleria de Sanidad de no prolongar la concesión de la gestión privada del Hospital de La Ribera, en Alzira, al grupo empresarial Ribera Salud. Los ocho recursos judiciales interpuestos por Ribera Salud contra la decisión de Sanidad de no prorrogar el contrato han sido rechazados por los tribunales. De esta forma se cumplirá uno de los compromisos del Govern del Botànic, poniendo fin a una intensa batalla judicial.

Esta medida afectará a más de 250.000 personas mediante, no solo un hospital, el de La Ribera, sino también 14 centros de salud y 31 consultorios repartidos en 35 municipios de la región. Unos 1.660 profesionales, que con la reversión y gracias a la aprobación del decreto, pasarán a formar parte de la plantilla gestionada directamente por el gobierno valenciano. Además, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, anunció que el equipo de este departamento aumentará en 303 empleados de aquí a final de año, para equiparar la ratio al resto de departamentos de gestión pública.

Carmen Montón en un encuentro con los alcaldes y alcaldesas de las poblaciones de la Ribera / tucomarca.com

No obstante, el proceso de reversión del Hospital de La Ribera ha estado envuelto en una constante polémica. El gerente del Departamento de Salud de La Ribera, Javier Palau, en declaraciones a la cadena SER, augura problemas de suministros y de servicios que deben licitarse en el momento en que Ribera Salud deje la concesión y sea gestionada por la administración pública. Palau asegura que “no han contado con proyectos concretos del proceso de reversión para saber qué pasos se iban a dar en cada unidad y servicio. Solo contaron con unas normas dictadas al principio para la reversión”. Sin embargo, el gerente asegura que en todo momento “han colaborado con todo lo que se les ha pedido y no han dejado de acudir a todas las reuniones a las que han sido convocados”. Por contra, acusa a la Conselleria, especialmente a la líder de la entidad pública, de “no haber ido nunca a La Ribera, a pesar de que se le ha invitado en varias ocasiones”.

 

“El servicio público de sanidad mejorará las expectativas de la ciudadanía”


El pasado miércoles el president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió con los alcaldes y alcaldesas de la comarca, donde ha asegurado que a partir de este domingo, 1 de abril, habrá “un mejor servicio público de sanidad” en el departamento de salud de La Ribera con la reversión a la gestión pública. Puig ha comparado la futura gestión pública del hospital con el anterior departamento del Hospital de la Ribera, un modelo que, según Puig, “había fracasado”, por lo que considera que la gestión que se instaura a partir de abril es “un nuevo impulso”. Además, el jefe del Consell ha querido tranquilizar a los alcaldes de la comarca asegurando que el proceso de reversión se está llevando a cabo “desde la serenidad y desde el diálogo, desde la tranquilidad y la eficiencia”.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, reunido en el Ayuntamiento de Alzira con los alcaldes y alcaldesas de la Ribera / Natxo Francés (EFE)

El magazín de À Punt, “Al Ras“, presentado por Jèssica Crespo, ha entrevistado esta semana a la consellera de Sanidad, Carmen Montón, quien ha asegurado que los pacientes “notarán mejoras en la calidad asistencial pero también en las infraestructuras y en su día a día”.

 

Un conflicto que se inició en 1997


En 1997, el entonces president de la Generalitat Valenciana, el popular Eduardo Zaplana, anunció que dará impulso a la colaboración sanitaria entre el sector público y el privado

En 1999 se inaugura el hospital de Alzira. Una infraestructura construida por Ribera Salud, una unión temporal de empresas formada por la aseguradora Adeslas, en un 51%, las cajas de ahorro valencianas, en un 45%, y las constructoras ACS y Lubasa, en un 2%.

Empresas que conformaban Ribera Salud en 1999 / À Punt Notícies

En 2003, Ribera Salud afirma que no puede hacer frente a la explotación del hospital. De forma que la Generalitat anula la concesión, indemniza a la concesionaria y prepara un nuevo concurso que incluye, además, la gestión de los centros de salud. Se aumenta el canon por habitante, se alarga la concesión de diez a quince años y Ribera Salud vuelve a ganar el concurso.

En 2016 el jefe del Consell, Ximo Puig, anuncia la decisión de no prorrogar la concesión y que el área de salud de La Ribera vuelva a ser de gestión publica.

En 2017 la conselleria de Sanidad, presidida por Carmen Montón, envía a Ribera Salud las normas de reversión, que la empresa privada recurre a los tribunales.

1 de abril de 2018, acaba la concesión de Ribera Salud.


¿Estaremos ante el fin de la intensa (y continuada) lucha entre lo público y lo privado? ¿O es el comienzo de una nueva batalla? ¿Dará sus frutos la reversión al modelo público tal y como aseguran Puig y Montón?


Eso sí, lo que ocurra lo contaremos en discipuli.es.