Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

Historia del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Observatorio social

Historia del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

[8 minutos de lectura estimado]

En 1859, un hombre de negocios suizo llamado Henry Dunant quedó horrorizado ante la visión de miles de soldados heridos que yacían en el campo de batalla de Solferino, en el norte de Italia. Sin pensarlo, hizo un llamamiento a la  población de la zona para que acudiera a socorrer a los soldados de ambos bandos.

En 1862 publicó la obra “Recuerdo de Solferino”, en la que hacía dos solemnes llamamientos: en primer lugar que se formaran, ya en tiempo de paz, sociedades de socorro cuyo personal enfermero debía mantenerse preparado para intervenir en tiempo de guerra; y en segundo lugar, que los voluntarios encargados de asistir a los  servicios médicos del ejército, fueran reconocidos y protegidos en virtud de un acuerdo internacional. Estas ideas no tardaron en concretarse en lo que nació con el nombre de “Comité Internacional de Socorro a los Militares Heridos”, que más tarde pasó a llamarse Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Guerra serbo-turca, 1878. Ambulancia serbia. © CICR / hist-00588

Tras una invitación del Comité Internacional, representantes de 16 países y cuatro instituciones de acción humanitaria se reunieron en 1863 en una Conferencia Internacional en Ginebra. Este acontecimiento impulsó la fundación de la Cruz Roja como Institución. Henry Dunant y los otros miembros del Comité querían además que se reconociera internacionalmente a la Cruz Roja y sus ideales y que se aprobara un Convenio para garantizar la protección de los servicios médicos en el campo de batalla.

Por ello, el Gobierno suizo decidió convocar una Conferencia Diplomática, que tuvo lugar en Ginebra en 1864. En ella participaron los representantes de 12 países y se aprobó un tratado, preparado por el Comité Internacional y titulado “Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte de los heridos en los ejércitos en campaña”. Este acuerdo fue el primer tratado de Derecho Internacional Humanitario. En esta Conferencia se aprobó además, un marco jurídico que sentó algunos fines fundamentales de la Cruz Roja: acción efectiva de socorro a los heridos; los vehículos y el personal sanitario deberían ser considerados y respetados como neutrales; yademás deberían ser protegidos en los conflictos bélicos.

En 1921, el Comité Internacional de la Cruz Roja adoptaría cuatro Principios: Caridad, Universalidad, Independencia e Imparcialidad. Tras la Segunda Guerra Mundial, una Conferencia Diplomática deliberó durante cuatro meses antes de aprobar los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que se incluyen, por primera vez, disposiciones relativas a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra y que serían completados en 1977 con dos protocolos adicionales vigentes en la actualidad. Pero no fue hasta el año 1965 cuando en la XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja se definieron y aprobaron los siete principios fundamentales actualmente en vigor: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Voluntariado, Unidad  y Universalidad.

 

Componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja despliega actividades en casi todos los países, lo que le convierte en la mayor red humanitaria del mundo. El Movimiento es una organización integrada por tres componentes clave:

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), órgano con sede en Ginebra y fundador del Movimiento que, además de desplegar actividades operacionales, es el promotor y el guardián del Derecho Internacional Humanitario. Asimismo, vela por la aplicación de los Principios Fundamentales y se interesa fundamentalmente por las víctimas de los conflictos armados.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, fundada en 1919, se encarga de inspirar, estimular, facilitar y promover las actividades que despliegan sus 190 Sociedades Nacionales miembros. Coordina la asistencia internacional humanitaria que prestan las Sociedades Nacionales a favor de las víctimas de los desastres naturales u originados por el ser humano fuera de las zonas conflictivas.

Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que en la actualidad suman un total de 190, actúan como auxiliares de los poderes públicos en el país respectivo y prestan servicios como socorro en casos de desastre, salud, asistencia social  primeros auxilios, entre otros.  Además de trabajar en el propio país, las Sociedades Nacionales ponen a disposición del CICR colaboradores que se encargan de organizar el transporte y distribución de ayuda humanitaria, gestionar proyectos de cooperación sobre el terreno, etc. Para formar parte del Movimiento, todas las Sociedades Nacionales deben ser reconocidas por el CICR. Posteriormente, pueden hacerse miembros de la Federación Internacional.

Asimismo, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja está organizado a través de tres órganos: la Conferencia Internacional, que se reúne cada cuatro años y constituye la más alta autoridad deliberante de la Cruz Roja; la Comisión Permanente, órgano que prepara la Conferencia Internacional en colaboración con la Sociedad Nacional que sea la sede de la Conferencia y que, entre Conferencias, coordina las labores del CICR y la Federación; y el Consejo de Delegados, que presenta propuestas para los puestos de Presidente, Vicepresidentes y Secretarios de la Conferencia, decide el orden de temas y decide sobre las propuestas que le remitan la Conferencia o la Comisión Permanente.

“Comprometidos con las personas y el medio ambiente”

Como cada año Cruz Roja Española realiza una celebración de su día. Este año, el lema elegido para esta celebración es “Comprometidos con las personas y con el medio ambiente”. Con él se pretende fomentar la corresponsabilidad de Cruz Roja, la sociedad civil y las empresas en la lucha contra el cambio climático y sus
efectos negativos en la economía y la vida de las personas.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja de 190 países trabajan cada día para seguir fortaleciendo su conexión con las comunidades, al tiempo que forja alianzas en el plano local y mundial que propicien la paz, salud y el bienestar, el desarrollo socioeconómico sostenible, el cuidado por nuestro entorno y los ecosistemas, la pobreza energética y la reducción de las desigualdades, entre otros.

En este Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que se conmemora el 8 de mayo, Cruz Roja resalta, una vez más, la importante labor del voluntariado como una de las fuerzas que impulsan a su movimiento, más de 17 millones de personas voluntarias activas en todo el mundo. En España, más de 2.660 voluntarias y voluntarias colaboran en proyectos relacionados con la protección y cuidado del medio ambiente.

El cambio climático ejerce un impacto negativo en la economía, la vida de las personas, las comunidades y los países. Así se recoge en la Agenda 2030 de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible y en el Acuerdo de París, dirigido a establecer planes climáticos para lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La responsabilidad última de estas emisiones somos las personas, las empresas, las administraciones públicas, las organizaciones no lucrativas y la ciudadanía y su impacto afecta en mayor medida a los colectivos más vulnerables.

Por esta razón, Cruz Roja Española actúa contra el cambio climático y la pobreza energética, y para ello mantiene un compromiso de reducción de estas emisiones, y compensar las que no se puedan reducir, financiando proyectos de lucha contra la pobreza energética. La pobreza energética afecta a la salud, al desempeño académico de niños y niñas, disminuye los contactos sociales, dificulta la búsqueda de empleo y obliga a las familias a entrar en la disyuntiva de elegir entre la alimentación o la calefacción en invierno. En definitiva, tener que hacer frente al
pago de suministros energéticos puede significar disminuir el gasto en alimentación.

El Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja también es una buena ocasión para recordar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), 17 metas que compartimos toda la humanidad. Muchos de ellos relacionados con erradicar la pobreza y poner en marcha medidas surgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
La Organización cuenta con una campaña específica, bajo el lema ‘Imágenes sin derechos’, con la que pretende dar a conocer los ODS y promover su cumplimiento. Se trata del primer banco de imágenes ‘sin derechos’ firmadas por profesionales del mundo de la fotografía tales como Aitor Lara, Antonio Pampliega, Mai Saki, German Caballero, Roberto Ivan, Raquel Albulñailla, Mónica Torres, Ester Dus e Israel Sánchez Beato.

Cada una de estas imágenes refleja la realidad, los retos y rostros que se esconden tras los ODS. Es una selección que pone el foco en los distintos contextos que requieren de una necesidad urgente de revertir la situación. Todas ellas están visibles en la web de la campaña: www.imagenessinderechos.com.

Continuar Leyendo
mm

Apasionada del periodismo y la comunicación. Creo que en el periodismo como medio para avanzar hacia una sociedad más justa.

Comentarios

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies