Argentina: Del ‘sí’ al ‘no’

0
305

15 de junio de 2018, la Cámara de Diputados argentina aprueba el proyecto de ley por la legalización del aborto. A pesar de haber sido una votación sumamente disputada entre ambos bandos, los 129 votos a favor frente a los 125 en contras consiguen salir victoriosos en una de la que sería las decisión más importante para la mujer en el país en años… hasta el cambio que ha interrumpido esto hace unas pocas horas.

El mismo Senado decidió que esta acción deberá permanecer en la clandestinidad, aún a pesar del elevadísimo número de muertes que este tipo de malas gestiones médicas pueden ocasionar. Sin importar o pensar no sólo en la decisión de la madre sobre su cuerpo, sino sobre su propia vida y, por lo tanto, futuro.

Mapa realizado por Creative Commons

Realizando un análisis a la situación actual en cuanto al aborto, nos fijamos en nuestro globo terráqueo. Aquí abajo se indican los significados de los diferentes colores:

Azul: Legal bajo cualquier circunstancia dentro de plazos establecidos.
Verde: Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental, violación, inviabilidad fetal y factores socioeconómicos.
Amarillo: Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental, violación e inviabilidad fetal.
Marrón: Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental y violación.
Naranja: Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental.
Rojo: Legal en casos de riesgo para la vida de la madre.
Negro: Ilegal sin excepciones.

Como se puede ver, los países del hemisferio norte tienden a la legalización del mismo, al contrario que la mayoría de los países del sur. Esto se debe sobre todo a factores educativos, culturales y tradicionales, cuanto más subdesarrollada sea la nación, más restringida será esta acción y menos reconocida será la mujer a todos los niveles, no hay nada más que ver países como la India o Angola, donde la figura masculina domina de forma flagrante a la femenina.

Si bien es cierto que un gran número de países han ido abriéndose a la decisión del aborto y reconsideran sus marcos normativos desde mediados del siglo XX, también lo es el que aún queda mucho camino por recorrer ante aquellas mujeres que se ven en situaciones extremas y no pueden abortar porque en su país no está permitido. Un mundo libre debería poder permitir que uno mismo tomara decisiones pertinentes sobre su persona, lo que entraría también en cuestiones tan polémicas como es a su vez la eutanasia.

Regresando a Argentina y a los grupos evangélicos y católicos (como los “defensores de las dos vidas”) que celebran esta modificación, presionaron a los senadores indecisos en un debate que casi alcanzó las 17 horas de duración. Todo sea dicho, conforme al testimonio del senador Pedro Guastavino, este declaró cómo los tiraron con crucifijos, según sus propias palabras.

Simpatizante del grupo “defensores de las dos vidas” en una manifestación en Argentina.

¿Están los movimientos religiosos experimentando un nuevo auge? Esta pregunta se responde con la siguiente afirmación: no es la religión la que aumenta su número de adeptos, sino la radicalización de fieles la que mueve nuevas masas de gentes. Es un ‘sí’ y un ‘no’, porque en una búsqueda por nuevas esperanzas, la gente decide agarrarse a clavos candentes que no son más que dogmas que transmiten la suficiente seguridad como para poder alcanzar el sosiego deseado, más tarde transformado en una forma de vida y después en una forma de fundamentalismo, siendo por tanto infectados del virus de la intransigencia.