‘Barcelona, ciudad de paz’: así ha sido el primer aniversario del 17-A

0
293

Este viernes, 17 de agosto, un año después de los atentados de Barcelona y Cambrils, se ha celebrado el primer aniversario de la masacre que dejó 16 muertos y más de 150 heridos. El acto, bajo el lema “Barcelona, ciutat de pau”, ha sido conducido por la periodista Gemma Nierga y presidido por los Reyes, don Felipe y doña Letizia, quienes han llegado acompañados del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Las víctimas de los atentados del 17-A, durante la ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró de La Rambla de Barcelona / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

La jornada ha comenzado con una ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró en la Rambla, lugar en el que la furgoneta conducida por Youness Abouyaaqoub acabó su recorrido mortal el 17 de agosto de hace un año.

El acto institucional ha arrancado hacia las 10:30 horas con “El cant dels ocells”. Tras él, Gemma Nierga ha tomado la palabra para resaltar que Barcelona es una “ciudad de paz” en un acto donde la música y la poesía han tenido el principal protagonismo en una jornada multitudinaria para el recuerdo. Más de 900 periodistas de todo el mundo estaban acreditados para cubrir el evento y las cadenas de televisión españolas han variado su programación habitual para ofrecer en directo los homenajes.

Las víctimas han encabezado la comitiva de la ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró de La Rambla de Barcelona / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Los actos han transcurrido sin incidentes. Sin embargo, un grupo de independentistas radicales de Arran ha colgado de madrugada una pancarta en contra de la presencia del Rey en la fachada de un edificio de la plaza de Cataluña. Una veintena de personas con banderas españolas se han concentrado este viernes a las puertas del edificio de la plaza de Cataluña para exigir la retirada de la pancarta. No obstante, los Mossos han asegurado que su retirada es competencia del Ayuntamiento de Barcelona, ya que se trata de una propiedad privada.

Pese al rechazo de algunos sectores a la presencia de los monarcas, su llegada ha sido acogida con aplausos y gritos de “viva el rey”. El Jefe del Estado ha saludado a las autoridades presentes, entre las que se encontraban el presidente de la Generalitat, Quim Torra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent.

Los Reyes junto con el resto de personalidades, en el homenaje a las víctimas en la plaza de Catalunya / LLUIS GENE (AFP)

El independentismo politiza los homenajes


La polémica arrancó horas antes de este viernes. En la víspera del aniversario, el acto de reconocimiento a los cuerpos de seguridad y emergencias que actuaron en las explosiones de Alcanar, al que asistieron el vicepresident de la Generalitat y varios consellers, estuvo presidido por el lazo amarillo en solidaridad con los “presos políticos”. Algo que la oposición ha criticado con dureza por el uso partidista y politizado de una celebración que debería haber sido “de todos”.

Acto de reconocimiento a las fuerzas de seguridad en Alcanar, con el lazo amarillo presidiendo el acto / Gov. Generalitat

Las reivindicaciones de las víctimas


No obstante, las víctimas y los familiares han sido las verdaderas protagonistas de los homenajes, quienes han encabezado la marcha, que ha partido del Ayuntamiento y ha llegado hasta la Rambla por la calle Ferran. Aunque algunas víctimas han asegurado que “se han sentido solas” durante la investigación de los atentados y denuncian la falta de coordinación entre los distintos cuerpos policiales en terrorismo. Interior, por su parte, dice que la colaboración es “constante” pero reconoce incompatibilidades técnicas.

Dos familiares se abrazan junto al mosaico de Joan Miró / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)