La mano del hombre, detrás de los incendios

0
339

Uno de cada cuatro incendios que este año se han producido en la Comunitat Valenciana es intencionado. Así lo determinan las investigaciones del GOIIF de la Generalitat, que concluyen que de un total de 98 incendios, el 35,4% se deben a accidentes o negligencias. Otros 68 fuegos (24,5%) han sido intencionados y 82 (29,6%) se han debido a la caída de rayos. El resto se encuentra todavía en proceso de investigación.

Es por ello que el Grupo Operativo de Investigación de Incendios Forestales (GOIIF) de la Generalitat investiga el origen de los 277 fuegos ocasionados en el monte entre enero y agosto de este año en la Comunitat Valenciana. De ellos, 69 han sido en Alicante, 63 en Castellón y 145 en Valencia.

Efectivos trabajando en el incendio de Llutxent / Estrella Digital

En los meses de mayo y junio se han producido en la Comunitat Valenciana 20 y 28 incendios por rayo, respectivamente. Estos dos meses del año son los que han presentado mayor número de incendios por este tipo de causa. En los últimos cinco años, el GOIIF ha investigado 2.306 incendios forestales.

La importancia de la formación


Desde 1995, los Agentes del GOIIF, con la participación de los agentes medioambientales del territorio, han investigado e informado más de 10.000 incendios, siendo la primera unidad especializada permanente de estas características en Europa.

El GOIIF fue constituido en 1994 y está integrado por 14 funcionarios del cuerpo de agentes medioambientales de la Generalitat y cubre la totalidad del territorio. El grupo tiene como misión principal la investigación de causas y motivaciones de los incendios forestales y sus conexos así como captar y aportar información útil para el buen funcionamiento del Plan de Vigilancia Preventiva de Incendios Forestales.

El fuego se ceba con la Comunitat


La Generalitat ha dado a conocer los datos días después del devastador incendio que ha afectado los términos municipales de Gandia, Llutxent, Pinet y, en menor medida, Ador, Barx y Quatretonda. Un fuego que el Consorcio de Bomberos de Valencia dio por extinguido el pasado domingo tras arrasar más de 3.720 hectáreas. Las investigaciones apuntaron al efecto de un rayo latente como la causa de un incendio que obligó a desalojar a alrededor de 2.600 personas.

Sin embargo, hasta este mismo jueves no ha vuelto a funcionar el suministro eléctrico y de agua y alcantarillado a las urbanizaciones de Montesol y Montepino en Gandia.

Incendio de Llutxent / El Confidencial

«Con una financiación justa se podría invertir más dinero en prevención»


En una entrevista al diario El Mundo, el ambientólogo Andreu Escrivà ha asegurado que «con una financiación justa se podría invertir más dinero en prevención».

Sobre si habría sido posible evitar el incendio, Escrivà afirma que hay incendios «que lamentablemente no se pueden prevenir. No podemos evitar que un rayo caiga y queme la montaña. El fuego es consustancial al ecosistema mediterráneo, es normal que se produzcan incendios, y seguirá ocurriendo». No obstante, afirma que la labor de los profesionales de extinción «ha sido increíble y extraordinaria. Aunque la prevención no se ha gestionado de manera correcta, la extinción sí».

Los bomberos han convocado huelga indefinida a partir de septiembre


Aunque la extinción del fuego no ha apagado toda la polémica. La Asociación para la Prevención de Incendios Forestales de La Safor (APEIF) denunciaron la falta de interés por parte del Ayuntamiento de Gandia para prevenir el impacto ocasionado por el incendio de Llutxent. De haberse tomado las medidas preventivas necesarias, «el impacto hubiera sido mucho menor sobre las urbanizaciones y se hubiera podido evitar que el fuego arrasara las casas de este modo», aseguran desde la asociación.

Por su parte, el Servicio de Bomberos Forestales de la Generalitat Valenciana ha convocado una huelga indefinida a partir del 7 de septiembre en protesta por la «precarización» del servicio. Los sindicatos de bomberos valencianos han exigido la creación de un mismo cuerpo de extinción unificado que englobe al conjunto de los bomberos de la Comunidad, con el fin de evitar «faltas de gestión».

Los representantes sindicales también reclamaron la dimisión del director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (Avsre) de la Generalitat, José María Ángel, a quien reprocharon su falta de profesionalidad y gestión durante el incendio.

El director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, en el centro de control del incendio de Llutxent / GVA

Ángel, por su parte, afirmó “no ve causas” para dimitir y defendió que la coordinación de los operativos que participaron en la extinción del incendio “funcionó bien” y que hubo “más medios que nunca” en las tareas.

Sobre la unificación de los diferentes cuerpos de bomberos de la Comunitat, ha afirmado que es “imposible” llevarla a cabo antes del fin de legislatura.