Judi Dech y diez divas más del cine nacidas en los treinta

0
568

En la edición número 66 de este año del Festival de cine de San Sebastián, la aclamadísima Judi Dench será premiada con el premio honorífico para de este modo agradecer y aclamar su exitosa y extensa carrera, ya que tiene nueve premios BAFTA y un Globo de Oro, además de que ha sido siete veces nominada al Óscar como mejor actriz y, de hecho, fue en 1999 cuando se hizo con la estatuilla como mejor intérprete secundaria en la película “Shakespeare in Love”, estrenada un año antes.

Judi Dench en “Shakespeare in Love”

Nacida en York, Inglaterra, comenzó a tratar con el teatro antes de actuar frente las cámaras, como otros tantos actores británicos, educados en escuelas dramáticas del país, otorgándoles las competencias necesarias para destacar en el oficio dadas sus brillantes formas de interpretar las obras en las que trabajaban.

A los treinta años debutó en el cine en el film “El tercer secreto”, dirigido por Charles Crichton y cuyo dramático argumento se basa en la historia del doctor Leo Whiset, cuya sirvienta lo encuentra agonizando y, a partir de su muerte, comienza una investigación policial sobre un posible caso de homicidio a manos de uno de los pacientes del mismo.

El Festival de San Sebastián, cuyo presupuesto actual y anual ronda los siete millones de euros, tuvo su primera edición en 1953 y a día de hoy sigue siendo de los más importantes en los países de habla hispana. En este certamen, algunas de las ediciones más reconocidas fueron las de 1957, en la que el festival fue reconocido con la categoría A o las de 2004 y 2008 con los estrenos del director estadounidense Woody Allen “Melinda & Melinda” y “Vicky Cristina Barcelona”, respectivamente.

Retomando el tema de actrices nacidas en la década de los treinta del siglo pasado, tenemos otros nombres que destacaron entonces y continúan resaltando hoy en la cartelera como Jane Fonda o Julie Andrews, con las que comenzaremos una interesante galería con algunas de las mejores actrices de la industria cinematográfica.

1.- Elizabeth Taylor (1932-2011)

La primera película que realizó es conocida como “There’s One Born Every Minute”, de 1942, sin embargo, su papel en películas como “Cleopatra” o “Who’s Afraid of Virginia Woolf?”, ambas de la década de los sesenta, la coronaron como una de las mujeres más bellas de su país, por la mujer cuyos ojos color violeta hipnotizaba con una simple caída de pestañas.

2.- Sophia Loren (1934-x)

Siendo ganadora de más de cincuenta premios a nivel internacional, entre los cuales destacan dos Óscars y un BAFTA. Ella es la única actriz viva de la selecta lista del American Film Institute y películas tales como “Matrimonio a la italiana”, del 64 y “Una giornata particolare”, del 77, fueron más apreciadas por los espectadores incluso que aquellas que no fueron elaboradas en su lengua natal.

3.- Jane Fonda (1937-x)

A favor de causas civiles y políticas como su posicionamiento en contra de la Guerra de Vietnam o la de Irak, Jane Fonda, como otras actrices de su década, saltó a la fama en los sesenta con “Barbarella”, pero otros largometrajes como “En el estanque dorado” o la más reciente “La madre del novio” han hecho que su carrera sea todavía más reconocida y apreciada por el público.

4.- Shirley MacLaine (1934-x)

Actuando por primera vez para Hitchcock en “Pero… ¿quién mató a Harry?” (1955), hizo uso de su talento en otras obras como “El Apartamento” e “Irma la dulce”, ambos largometrajes cuya ternura trascienden un profundo significado. Una curiosidad de Shirley MacLaine es que es hermana de Warren Beatty.

Shirley MacLaine con Dean Martin, en 1958

5.- Julie Andrews (1935-x)

Conocidísima por musicales como “Mary Poppins” (1964), “Sonrisas y Lágrimas” (1965) y “Victor Victoria” (1982), esta genialidad de la interpretación comenzó su labor como actriz en la Segunda Guerra Mundial y en los 2000 fue condecorada por la reina Isabel II como dama comendadora de la Excelentísima Orden del Imperio Británico. Por desgracia, en una entrevista realizada por la revista “Selecciones” del Reader’s Digest, declaró que no volvería a cantar por problemas de laringe.

Anne Hathaway, Garry Marshall y Julie Andrews en “Princesa por sorpresa 2”

6.- Maggie Smith (1934-x)

Siendo toda una figura dentro de la cultura británica (teatral y filmográfica) contemporánea, Maggie Smith es conocida por los más jóvenes por su trabajo en la saga “Harry Potter” o la serie “Downtown Abbey”, en cambio, papeles anteriores como “Muerte en el Nilo” (1978) o “El Jardín secreto” (1993) la llevaron a ser nominada y reconocida por su labor artística ya a finales del siglo XX.

Maggie Smith en la película “Sister Act 2”, de 1993

7.- Brigitte Bardot (1934-x)

Con una recopilación de 48 largometrajes y con una carrera musical que reúne más de ochenta canciones, Brigitte Bardot siempre ha sido toda una defensora de la mujer y todo un sex-symbol de los cincuenta y los sesenta, así como toda una activista por los derechos de los animales. Pinchando aquí accederás a una entrevista que le realizó Vanity Fair a finales de 2017.

8.- Natalie Wood (1938-1981)

Esta actriz californiana de ascendencia rusa, se hizo con el Globo de Oro en 1979, con la serie “De aquí a la eternidad”. En los mejores años de su carrera se la estimó tanto como a Elizabeth Taylor. Falleció de manera prematura tras caer de su yate en una noche de noviembre.

9.-Joan Collins (1933-x)

Al igual que muchas de las antes mencionadas actrices, Joan Collins ha trabajado tanto en la industria cinematográfica como la teatral, realizando más de sesenta películas y participando en más de quince obras de teatro. Por otro lado, cabe mencionar su labor como escritora, cuyas publicaciones han sido traducidas en más de una treintena de lenguas.

Joan Collins en la película de los Picapiedra, estrenada en el año 2000

10.- Bibi Andersson (1935-x)

Siendo su carrera directamente asociada a las realizaciones de su paisano Ingar Bergman, estudió en el Real Teatro Dramático de Estocolmo. Atesora galardones tales como el premio del Festival de Cannes a la mejor actriz de la edición de 1958, el Oso de Plata a la mejor interpretación femenina del 63 y el Premio O’Neill de 1988.