“Él nunca lo haría”

0
294

“La educación de una sociedad se demuestra en el respeto a los animales”. Esta es una de las lecciones que mi madre ha compartido conmigo desde que era bien pequeñita. Más allá de las mascotas convencionales como los perros o los gatos, no podemos olvidar las especies exóticas que muchas personas adquieren impulsadas por las modas del momento, siendo totalmente irresponsables al adquirirlas, pues favorecen el tráfico de animales. Por otro lado, si elegimos tener mascotas, no debemos guiarnos por impulsos, sino por la sensatez y ver a ese ser vivo que estamos a punto de llevar a nuestra casa como un nuevo miembro más de la familia.

A lo largo de esta misma semana la policía ha alertado a la ciudadanía a través de las redes sociales y ha pedido que se alertara al 091 en caso de hallar salchichas con clavos, puesto que este tipo de alimento ha sido encontrado en parques de nuestro país con la intención de acabar con la vida de los animales.

Este tipo de salchichas con pedazos de metales o, como había explicado antes, clavos, han sido encontradas en diferentes comunidades, entre ellas la andaluza y la navarra. A través de los medios se están difundiendo imágenes para concienciar a la gente de este terrible suceso y las cadenas de televisión realizan asimismo su función de protección hacia nuestros compañeros de cuatro patas adviertiendo en sus telediarios sobre la amoralidad de los seres racionales.

¡Mi mascota se ha intoxicado! ¿Qué hago?

En caso de envenenamiento, si la ayuda profesional está en camino o decides esperar un poco antes de acudir al veterinario, lo mejor será trasladar a tu peludo amigo a un espacio abierto, donde el animal pueda respirar mejor. Si estás en un piso sin balcón o terraza, la cocina o el cuarto de baño serán los mejores sustitutos por su buena iluminación a la hora de identificar los problemas. Una vez estéis en una zona que se encuentre correctamente ventilada, lo adecuado será, si se encuentra a simple vista o si es posible, retirar los restos del alimento perjudiciales y guardarlos para que el veterinario realice los análisis necesarios. Si la ayuda tarda en llegar no desesperes, mantén la calma y no dés ningún alimento o bebida al perro hasta que estés seguro de lo que haya ingerido. En el peor de los casos, lo mejor sería inducir el vómito. Se le podrá dar agua fresca una vez sea visible una mejoría y, por tanto, necesitará rehidratarse para mejorar su salud. Recuerda no inducir el vómito en caso de haber comido sustancias corrosivas.

No son nuevos los casos de intoxicación animal, en 2016, en la provincia de Toledo, fue detenido un individuo que colocaba cebos envenenados, hombre que, en marzo de ese mismo año fue arrestado por arrojar a su perra a un camión de basura. Ese mismo año, en Valladolid, fueron encontradas albóndigas envenenadas.

Tampoco son nuevas las desgracias que ocurren día a día como motivo de fiestas en muchos pueblos alrededor de nuestro país (y muchos otros) a costa del sufrimiento animal.

Este tipo de actitud, tan sumamente despreciable, no es realmente de extrañar en nuestra sociedad, puesto que hasta hace bien poco los animales domésticos eran considerados como objetos y no como lo que verdaderamente son, es decir, parte de la familia. Otro terrorífico ejemplo es el de la ley de caza aprobada a finales del verano de 2014 en la que se permitía disparar a perros y gatos salvajes, así como se multaban a aquellas personas que importunaran la caza o permitía que los niños, una vez cumplieran los catorce años, fueran armados.

Tal y como afirmaba al principio del artículo, la educación de una sociedad se demuestra en el respeto de los animales y si es verdad que consideramos vivir en un estado progresista, deberíamos pasar del parloteo a la acción, adoptando y no comprando, así como dejar de acudir a eventos en los que los animales sean el espectáculo en cuestión en el peor de los sentidos, acabando de esta forma con su integridad o incluso con su vida.