La Comisión Europea da el primer paso para eliminar el cambio de hora

0
357

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo comunitario propondrá la eliminación del cambio de hora, alegando que en la encuesta -no vinculante- lanzada por el Parlamento Europeo una amplia mayoría ha rechazado el cambio horario.

La Comisión Europea ha debatido este jueves y viernes, 30 y 31 de agosto, en el seminario de los miembros del Colegio de Comisarios, si se tiene que poner fin al cambio temprano y dejar un único sistema horario a la Unión Europea. Para conocer la opinión de los europeos sobre los dos cambios horarios que se hacen cada año, la CE lanzó una encuesta no vinculante. En la encuesta, pese a que Bruselas no ha hecho público aún el resultado, según desveló el diario alemán Westfalen Post, han participado 4,6 millones de europeos, más del 80% han votado a favor de suprimir los cambios.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker / EU

Una vez lo proponga formalmente la Comisión este viernes, el debate pasará a manos del Consejo y, por tanto, a los Estados miembros, que son los que tienen la última palabra.

“Millones de ciudadanos han dicho que ya no quieren seguir cambiando los relojes. La CE hará lo que piden”, indicó Juncker a través del perfil de Twitter de una de sus portavoces, Mina Andreeva.

La institución europea puso en marcha el cuestionario el pasado 5 de julio después de que, en febrero, el Parlamento Europeo pidiera que se revisara la directiva del cambio temprano porque varios estudios científicos han demostrado que puede tener efectos negativos en la salud.

Un tema no exento de polémica y de diferencias entre los distintos Estados miembros de la Unión. De hecho, el pasado mes de febrero Finlandia presentaba una iniciativa en la Eurocámara mediante la que pedía el fin del cambio de hora.

Las leyes comunitarias de la Unión Europea obligan a los Veintiocho a adelantar una hora los relojes el último domingo de marzo y retrasarla el último domingo de octubre. De esta forma se tiene en cuenta la evolución de la luz diurna y se aprovecha su disponibilidad. El ahorro de energía, una mayor seguridad vial, más tiempo para el ocio o la equiparación con los países vecinos y principales socios comerciales son algunos de los argumentos para hacerlo.

El ahorro de energía o un mayor tiempo para el ocio son algunos de los argumentos que sostienen el cambio de hora / pxhere

Conclusiones poco contrastadas


Sin embargo, Bruselas cree que algunos de esos razonamientos se basan en conclusiones poco contrastadas o con un efecto mínimo sobre la economía. Según informa el diario El País, los estudios consultados por la Comisión Europea indican que el ahorro de energía derivada del cambio de hora de verano es marginal, entre el 0,5 y el 2,5%. La institución europea advierte de que su impacto en los biorritmos humanos —en forma de cansancio o falta de concentración— podría ser más importante de lo que se suponía en un primer momento.

Si los Estados miembros acuerdan poner fin a la obligatoriedad del cambio horario, cada país sería libre de elegir su zona horaria, pero Bruselas espera que sea cual sea la decisión final, los socios europeos no vayan por la vía unilateral y exista un marco común.

¿Cuáles son los efectos del cambio de hora?


Desde una perspectiva fisiológica, el efecto más inmediato del cambio de hora es el cansancio. Es la consecuencia más lógica del horario de verano, puesto que “nos roba” una hora de descanso y trastorna nuestro ciclo del sueño. De acuerdo con un estudio publicado en la Revista Americana de Cardiología, con el cambio de horario el sueño se reduce una hora de duración y hasta 10% en eficacia.

Otro efecto es la alteración en la secreción de melatonina, una hormona que actúa regulando los estados de vigilia y sueño en función de la luz solar: a más luz se produce menos melatonina, por lo que la función de inducir el sueño que tiene esta hormona se produce de forma más tardía. A ello hay que añadir que el horario de trabajo sigue siendo el mismo, por lo que en realidad, desde la perspectiva del reloj biológico, nos levantamos una hora antes de lo habitual, rompiendo la rutina del sueño, de modo que no se descanse lo necesario.

Foto: tn.com

Según la compañía de seguros Sanitas, alguno de estos estudios pone sobre la mesa la posibilidad de que el cambio de hora que se realiza en primavera con un ligero aumento de los infartos de miocardio en los días inmediatamente posteriores, mientras que se reduce con la restitución del horario normal que se produce en otoño. Otro tanto parece ocurrir con el índice de suicidios y el número de accidentes de tráfico. Sin embargo, son planteamientos no generalizables y que, en todo caso, deberían ser circunscritos a personas muy sensibles.