India despenaliza el adulterio

0
241
El Español

El Tribunal Supremo de la India ha despenalizado este mismo jueves el adulterio. La medida se ha tomado a raíz de la declaración de inconstitucionalidad de una ley del Código Penal que tenía una antigüedad de casi 160 años, aprobada en 1860. Esta evidenciaba el machismo de la legislación al tratar a la mujer como un objeto de posesión, dejando en manos de su respectivo marido la decisión de si las relaciones sexuales con otro hombre eran causa de delito o no. Además, imponía la pena de prisión de hasta cinco años para aquellos hombres que se acostasen con las mujeres de otros hombres sin el consentimiento de estos últimos.

Por otro lado, no nos extraña que esta normativa no ofrezca las mismas posibilidades en el caso de que fuese el marido el que hubiese cometido adulterio. Al igual que la ley anteriormente mencionada daba vía libre para denunciar o divorciarse, las mujeres ni siquiera tienen derecho a la denuncia.

La cuestión se ha estudiado dado a la petición tramitada en el pasado mes de agosto por un hombre hindú residente en Italia, quien afirmaba que “las mujeres casadas no constituyen un caso especial para la persecución del adulterio”, y que la norma “discriminaba indirectamente a la mujer al tener la errónea percepción de que ellas eran propiedad de los hombres”.

Así mismo lo ha visto el juez Misra: “cualquier disposición que trata a la mujer en desigualdad no es constitucional”. Quien, además, ha respondido a aquellos que piensan que la abolición de la norma sería una forma de negar que el matrimonio ha de ser indisoluble, argumentando que “el adulterio podría no ser la causa de un matrimonio infeliz, sino el resultado”. En la posición contraria se encuentran algunos como el partido de centro derecha Bharatiya Janata Party, el mismo asesor de este afirmó que “los valores indios dan máxima importancia a la institución y santidad del matrimonio […]. Hacer que el adulterio sea legal dañará los lazos de esa unión”.

Tras un largo y tenso debate, cinco jueces encabezados por el anteriormente mencionado presidente del Supremo, Dipak Misra, ha declarado la inconstitucionalidad del artículo 497 del Código Penal, que imponía las penas por adulterio no consentido por el marido.

Vemos cómo una sociedad mayoritariamente patriarcal como es la de la India va reformando progresivamente su legislación. Cabe apuntar que no solo en el aspecto feminista. A principios de septiembre, el Supremo también decidió declarar inconstitucional el articulo 377, que criminalizaba cualquier relación sexual calificada “contra natura” (entre personas del mismo sexo, traduciéndolo al siglo XXI).

Pese a este avance, todavía queda mucho camino por recorrer en países como la India, en el que la mujer sigue siendo, a los ojos del patriarcado, un objeto con el que jugar y sobre el que mandar. El movimiento feminista hindú está presente pero acallado hasta por las propias instituciones.

La mirada feminista ha de ir más allá del occidentalismo, ya que tenemos hermanas en países vecinos que no están viviendo el progreso que hayamos podido conseguir. Hemos de luchar también por ellas, por que la marea violeta tiña todo el territorio.