Incidentes aislados y puntuales momentos de tensión en las manifestaciones en Valencia por el 9 d’octubre

0
236

Las manifestaciones previstas para la tarde de este 9 d’octubre estaban en el punto de mira tras las agresiones de grupos de extrema derecha hace un año. Pese a que la procesión cívica de la mañana ha transcurrido sin incidentes, por la tarde se han vivido algunos momentos de alta tensión entre las fuerzas de seguridad y miembros de colectivos extremistas que han tratado de boicotear la manifestación de la Comissió 9 d’octubre. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, ha destacado la labor de la Policía Nacional en la «contención de grupos minoritarios”.

La primera concentración, de la coordinadora Regne de València LGTBI, ha comenzado alrededor de las 17:00 horas, cuando colectivos de extrema derecha -entre ellos España 2000, que rechazó concentrarse en la plaza de la Virgen-, han querido adherirse a la movilización. No obstante, la policía ha desalojado a dichos colectivos y los ha desplazado hasta la calle Huesca pese a la oposición de los ultras, que no han dejado de corear himnos a favor de la unidad de España y en contra de Cataluña. También se han visto banderas con simbología franquista y al líder de España 2000, José Luis Roberto.

Algo más tarde, sobre las 18:00 horas, han comenzado a congregarse los manifestantes de la comissió 9 d’octubre, a la que se han unido plataformas ‘antifascistas’, grupos catalanistas y la Coordinadora Obrera Sindical mientras el PSPV y UGT optaron por desmarcarse de la marcha. Al finalizar la manifestación, el colectivo Antifeixistes ha denunciado que la “violencia en Cataluña y en Valencia se ha producido con el silencio y la cobardía de las instituciones autonómicas y municipales”. Además, han pedido en el manifiesto la libertad de los ‘presos políticos’ y han defendido «el derecho a decidir».

El amplio dispositivo policial –unos 1.500 agentes, el triple que en 2017– ha controlado a algunos miembros de extrema derecha, que han protagonizado puntuales momentos de tensión en la plaza San Agustín. Las fuerzas de seguridad han impedido a los miembros de España 2000 acceder al entorno de la concentración ‘antifascista’. Se ha producido alguna carga policial, mientras los manifestantes ultras lanzaban gas pimienta contra los periodistas que desarrollaban su labor informativa. Una de las profesionales afectadas, Loreto Ochando, de Valencia Plaza, relataba en Más Vale Tarde las actuaciones de la policía ante dichos altercados.

A lo largo del recorrido se han podido ver numerosas banderas españolas colgadas de balcones y fachadas y pancartas en las que se podían leer consignas como ‘Catalanistes, fora de València’.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, que ha supervisado in situ el dispositivo policial, ha destacado la labor de la Policía Nacional en la «contención de grupos minoritarios” que han intentado alterar el “libre desarrollo del derecho de manifestación”. En la misma línea, ha recordado que la “actuación proporcional” de las Fuerzas y Cuerpos del Estado responde a la defensa “de un derecho constitucional”, al tiempo que ha subrayado que cualquier «acto contrario a derecho no quedará impune”.

A las 20:30 horas ha arrancado la última movilización, convocada por Avant-dCide-Verdes Moderados, a la que finalmente se ha unido el colectivo Mi Tierra CV, desde la plaza de San Agustín hasta la plaza de los Pinazo. Una manifestación a la que han acudido poco más de un centenar de personas. De hecho, el número de agentes superaba al de manifestantes.

Tensión en las manifestaciones en el centro de Valencia / Germán Caballero (Levante-EMV)