La gota fría desborda la Comunitat Valenciana y deja 375 litros en Vinaròs

0
312

Las fuertes precipitaciones y la gota fría que ha afectado los últimos días la Comunitat Valenciana ha dejado (y sigue dejando) una estampa atípica en todo el territorio. Si hace una semana los ojos estaban puestos en Mallorca, estos últimos días la Comunitat, de norte a sur y de este a oeste, se ha convertido en el epicentro del temporal de lluvias que ha afectado a la península ibérica.

Este sábado, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha establecido la preemergencia de nivel rojo en el litoral sur de la provincia de Valencia por fuertes lluvias, una zona en la que se han producido intensas descargas durante la tarde. En Tavernes de la Valldigna, el observatorio de la Asociación Valenciana de Meteorología (Avamet) ha recogido más de 220 litros por metro cuadrado en apenas tres horas. También han estado en situación de preemergencia las comarcas castellonenses de la Plana Alta, la Plana Baixa y el Baix Maestrat, así como el litoral norte de Alicante.

Sin embargo, lo peor ya había pasado. El norte de Castellón ya no está en aviso tras el episodio de gota fría o DANA (depresión aislada en niveles altos) que ha dejado casi 375 litros por metro cuadrado en la localidad de Vinaròs, según el balance de Aemet, de los que casi 160 cayeron en una hora. Provisionalmente, se trata del valor más alto registrado en España en una jornada de tiempo. Un récord que supera el de 129,9 litros en Santa Cruz de Tenerife en 2002 y 144,4 en Sueca en 2008.

Las urbanizaciones de la playa del Carregador, en Alcossebre, han sido uno de los puntos más afectados en los que se ha requerido el uso de bombas para evacuar el agua / Domenech Castelló

La evolución del temporal obligó al corte de carreteras como la N-340, la AP-7 o la pista de Silla, que se vieron anegadas. Lo mismo ocurrió con la circulación de trenes de la línea Castellón-Tarragona o Alicante-Valencia. El Talgo que cubría la ruta Barcelona-Cartagena quedó atrapado durante 12 horas a la altura de Ulldecona (Tarragona), provocando el enfado y la incredulidad de los pasajeros, que se quejaron de la falta de coordinación de Renfe. Según ha podido saber Discipuli.es, se llegaron a vivir momentos de tensión debido al trato que se les dio por parte de la compañía. Ya de madrugada, los pasajeros fueron trasladados en autobús a Benicàssim. De hecho, Compromís ha anunciado que pedirá en el Senado la comparecencia de Isaías Táboas, presidente de Renfe, por haber dejado a los 300 afectados del Talgo “sin comer y sin información durante horas”, por lo que la formación exige “compensaciones a los afectados y disculpas de la empresa”.

Efectivos de la Guardia Civil cortan este viernes una calle de la localidad valenciana de Museros / Kai Försterling (EFE)

Otro de los puntos más críticos durante el temporal ha sido la Albufera. El lago llegó a registrar una crecida de 38 centímetros y a estar hasta medio metro por encima del nivel del mar. La situación fue tan seria que el lago estuvo a punto de desbordarse y afectar a las pedanías como El Palmar y El Saler.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que se desplazó hasta el centro de control de emergencias de la Generalitat, agradeció la actitud “absolutamente responsable” de la ciudadanía durante el episodio de gota fría que ha provocado “momentos muy difíciles” en puntos del norte de Castellón. Puig reiteró que la Generalitat tomará decisiones en los próximos días o semanas, ya que el objetivo del Consell es dar respuesta a las infraestructuras básicas dañadas y al sector agrario.

Los bomberos han actuado este sábado Tavernes de Valldigna, donde se han superado los 200 litros por metro cuadrado en pocas horas / Consorci Bombers València

El balance de los últimos días deja, además del máximo en Vinaròs, cantidades significativas en localidades como 292,8 en Torreblanca, 255,6 en Alcalà de Xivert o 235,2 en El Palmar. En la ciudad de Valencia se acumularon entre el jueves y el viernes casi 140 litros en el observatorio de la Universidad Politécnica (UPV) y 138,6 en el de Viveros, lo que provocó la suspensión de las clases en todos los centros educativos y universidades.

Durante todo el episodio de lluvias, desde las 23 horas del miércoles hasta las 10:30 de este sábado, el teléfono de emergencias 112 ha recibido un total de 4.040 llamadas en toda la Comunitat Valenciana, que corresponden a 3.379 incidentes. Por su parte, los bomberos han realizado un total de 284 actuaciones, en su mayoría achiques en viviendas, rescates de conductores atrapados, desprendimientos en vías de montaña e incluso el traslado al hospital de una mujer a punto de dar a luz.

La mejoría de la situación permitió a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivar, en torno a la una de la tarde del viernes, los tres avisos rojos (de riesgo extremo) por fuertes lluvias que afectaban a Castellón, Tarragona y Teruel. En la imagen, un hombre cubierto de barro atraviesa una calle inundada tras las lluvias de la noche del jueves en Valencia / Mónica Torres