Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

Independencia de pensamiento en una época de posverdad

Política

Independencia de pensamiento en una época de posverdad

Viñeta: El Roto

Independencia de pensamiento en una época de posverdad

El mundo está conectado, pero ¿verdaderamente informado? o ¿es una fábula gubernamental para mantener al ciudadano en una existencia patética donde sus pensamientos no incordien a quienes arrastran visón? El periodismo está bajo amenaza, el comunicador llega a puntos de autocensura y las redes sociales no son otra cosa sino un hervidero de opinadores y trolls, que conducen hacia la más absoluta desinformación.

[5 minutos de lectura estimado]

La contemporaneidad atraviesa una época de posverdad, el periodismo supone la manifestación primaria y principal de la libertad de expresión, necesaria para una verdadera independencia de pensamiento, por ello, es imprescindible una protección hacia aquellos que dan a conocer la actualidad veraz, así como al resto de comunicadores dentro de la extensa red de conexiones en la que vivimos.

Resultado de imagen de manifestacion por la libertad de expresion

Manifestación por la libertad de expresión / Foto: El Plural

No obstante, la realidad es diferente, los crímenes y detenciones contra los periodistas son cada vez más visibles, minando los pilares democráticos de nuestra sociedad. La impunidad relacionada con estos delitos tienen como principal motivo la ausencia de investigación eficaz. Si el Estado no mantiene la promesa sobre la justicia individual y colectiva, atentará contra los Derechos Humanos, agraviando a todo su conjunto.

Hay que tener en cuenta las consecuencias de los actos contra los profesionales de la comunicación, como los recortes en el derecho de las víctimas a expresar y difundir sus ideas, la extensión del silencio, la consecuente supeditación.

En un mundo donde el dominio periodístico queda cada vez más reducido y su persona está cada vez más amenazada y desmotivada, profesores como Scott Reinardy publican trabajos como “La generación perdida del periodismo”, análisis sobre las frustraciones de los profesionales, engranadas con los pros y contras de la revolución tecnológica y la actual crisis económica que afecta a nivel mundial.

Con la aparición de las redes sociales y la masificación internauta comienza el fenómeno ‘fake news’. Es cierto que siempre han existido noticias falsas, pero también lo es que la difusión y el número de ‘likes’ y ‘shares’ que están obteniendo esta información adulterada es del todo escandaloso, llevando a situaciones donde el usuario medio no distingue entre la verdad y la mentira. ¿Existe una sobrecarga de información, pues? Internet es una carretera llena de tráfico, cada vez hay más coches, diferentes tipos de vehículos. Cada uno de ellos traslada muchos mensajes, opiniones, informaciones que pueden ser o no fidedignas. Es un 50-50.

En el primer mundo se ponen barreras a la prensa, no hay nada más que decir si mencionamos el nombre de Donald Trump

En esta noticia del pasado mes de agosto se demuestra la posición reprochadora del presidente estadounidense frente a la prensa, a quien considera repulsiva por criticarlo o mostrarse en su contra.

Imagen relacionada

*Las Fake News (refiriéndose a la prensa) odian que diga que son el enemigo del pueblo porque saben que es verdad. Otorgo un buen servicio explicando esto al pueblo americano. Ellos intencionadamente causan grandes divisiones y desconfianza. ¡También pueden causar la guerra! ¡Son peligrosos y enfermos!

Resultado de imagen de trump press twitter*La Cumbre con Rusia fue un gran éxito, excepto por el auténtico enemigo del pueblo, las Fake News. Espero que en nuestra próxima reunión podamos comenzar a implementar algunas de las cuestiones discutidas, incluyendo el impedimento del terrorismo, seguridad para Israel, nuclear…….

Resultado de imagen de trump press twitter

*No creo en la corriente de las fake news. La Casa Blanca lo está haciendo muy bien. He heredado un desastre y estoy reparándolo.

Si continuamos con la mirada fija en el continente americano, recordaremos a los escuadrones de la muerte que no son, ni de lejos, un concepto del pasado. Si nos paramos a pensar por un segundo en el recién elegido presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, educado bajo formación militar, nos percataremos de cómo defiende este tipo de Estados armados, como la admiración demostrada hacia Fujimori por mandar al Ejército contra el poder judicial y el legislativo.

¿Qué y quiénes nos aseguran que este tipo de tendencias no trascenderán a Europa o Norteamérica, a los países que orgullosamente se declaran ser el “primer mundo”? Con partidos como el de Le Pen o gobiernos donde mandatarios como Salvini, vicepresidente de Italia, pueden llevar a una disminución de nuestros derechos como excusa de seguridad hacia nuestros compatriotas, no estamos seguros de que sigamos manteniendo una libertad estable en nuestra palabra, ni siquiera en nuestras ideas.

El márketing político muy a menudo le coge la mano a la propaganda (en ocasiones) manipulativa, en particular del actual dextropopulismo que estrangula el mundo y sus posibilidades de auténtica democracia. Cabe dejar bien definida la palabra democracia en este caso. La “democracia” que defiende este ramal político tiene una influencia fascista y, por tanto, corporativista. El miedo hacia lo ajeno se exarcerba y el pensamiento se aliena. Bajo la pendiente vigilancia de un gobierno ultra, los medios responden a un único patrón ideológico, no pueden salirse de las líneas, respondiendo cabizbajos a un paternalismo político.

Imagen relacionada

Viñeta: Forges

Los enfrentamientos contra este tipo de partidos en el poder conllevan serios problemas para los periodistas. Desde sanciones e inhabilitaciones hasta casos de torturas y asesinato. Algunos ejemplos de periodistas e informadores que han matado recientemente son:

  • Viktoria Marinova fue violada y asesinada tras descubrir una trama de corrupción europea a principios del mes de octubre.
  • Jamal Khashoggi, periodista saudí del que se especula que fue degollado por pretender sacar a la luz datos acerca del uso de armas químicas por parte de Arabia Saudí en Yemen. Antes de morir fue brutalmente torturado y después de fenecer, descuartizado.
  • Daphne Caruana Galizia, periodista natural de la isla de Malta, informaba sobre la deshonestidad política. Realizó además investigaciones sobre los papeles de Panamá y murió por un coche bomba el dieciséis de octubre del año pasado.
  • Ján Kuciak, tiroteado a finales de febrero por revelar información sobre corrupción y evasión fiscal.

Aquí puedes ver más.

Es una lista repulsiva. En un tiempo que se proclama como vencedor del silencio de ayer, las bocas deben estar más cerradas que antes. Existen cantidad de “Grandes Hermanos” que nos vigilan desde lo alto y de los que somos tristemente conscientes, pero que como marionetas dejamos llevar nuestros cables por el escenario, acabando fuera del mismo si ridiculizamos al titiritero.

Continuar Leyendo
mm

Estudiante de periodismo y ciencias políticas. Inconformista y artística. Nacida bajo una estrella errante.

Comentarios

Más sobre Política

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies