Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina”: las artes oscuras conquistan Netflix

Cartel de "Las escalofriantes aventuras de Sabrina" / Netflix

Series

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina”: las artes oscuras conquistan Netflix

[2 minutos de lectura estimado]

Hollywood lleva años sumido en una nostalgia visible en la mayoría de sus producciones. Aquellos que fueron grandes éxitos están volviendo a la pequeña y a la gran pantalla dispuestos a conquistar el mundo por segunda vez. Es una apuesta poco arriesgada pero que suele fracasar con frecuencia, ya que el espectador suele decantarse por la producción original. Sin embargo, esto no ha ocurrido con Las escalofriantes aventuras de Sabrina, el esperado remake de Netflix. A diferencia de lo que se esperaba, la nueva serie ha conseguido crear su propia identidad y se ha desligado de la comedia protagonizada por Melissa Joan Hart.

Toda la serie gira en torno al debate interno de la protagonista, ya que tiene que decidir si quiere ser humana para siempre o firmar en el Libro de la Bestia para entregar su alma a Satán y seguir con la larga tradición de brujas que hay en su familia. Y ella elige no elegir, una opción aparentemente sabia pero que acabará sumiendo al pueblo de Greendale en un caos paranormal. Roberto Aguirre Sacasa, director creativo de Archie Cómics y productor de Riverdale, concibió una idea de Sabrina mucho más siniestra. El satanismo y los rituales envuelven la producción con un tono oscuro que puede llegar a provocar cierta incomodidad en el espectador.

El éxito de la serie viene dado en gran parte por el guion y el estilo visual, que se refuerzan mutuamente proporcionando fuerza y unidad a cada episodio. La fotografía y la escenografía son, sin duda, unas de las armas más poderosas que poseen sus creadores. Las tonalidades grises y la iluminación presente en espacios claves, como la casa de Sabrina o la Academia de Artes Oscuras, introducen en el espectador una sensación de miedo que se mantiene a lo largo de los diez episodios. No hay momentos concretos de terror ni apariciones inesperadas que puedan producir sobresalto, pero sí llega a jugar con la mente. La audiencia se sumerge en el mundo de Sabrina hasta que se ve incapaz de abandonar la serie. En ese momento, pasa a ser la sombra de la protagonista. Está presente en sus momentos más humanos pero también en los más macabros. Y cuando Sabrina va a adentrarse en el bosque o decide realizar un ritual por su cuenta, el espectador desea traspasar la pantalla y decirle que no lo haga. Pero, al mismo tiempo, quiere ver qué va a ocurrir.

Las escalofriantes aventuras de Sabrina ha logrado que Netflix sea, una vez más, una de las principales plataformas creadoras de contenido televisivo. Es una serie que contiene un trabajo audiovisual propio de las grandes producciones cinematográficas que le ha hecho alcanzar la cima del éxito. Al fin y al cabo, no importa lo que se dice sino cómo se dice.

Continuar Leyendo
mm

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid. Pasión por el cine, las series y el arte. Amante de los libros y preocupada por el mundo.

Comentarios

Más sobre Series

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies