Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

El desapercibido ejemplo valenciano

Política

El desapercibido ejemplo valenciano

El president de la Generalitat, Ximo Puig (PSPV) , la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra (Compromís), y el líder de Podem en la Comunitat, Antonio Estañ, como representantes del pacto del Botànic, durante la firma del proyecto presupuestario en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat / EFE (Juan Carlos Cárdenas)

El desapercibido ejemplo valenciano

Mientras en la Comunitat Valenciana los presupuestos ya tienen vía libre para su aprobación, Pedro Sánchez mantiene su intención de agotar la legislatura pese a la retirada del apoyo de los partidos independentistas

[6 minutos de lectura estimado]

La ley más importante que un gobierno promulga en un año y la base sobre la que se mueve la economía del Estado en ese año, los Presupuestos Generales (PGE), continúa su particular vía crucis en la actual encrucijada en la que se encuentra el Gobierno. No parece tenerlo todo a favor el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez. La tramitación y posterior aprobación presupuestaria se complica día tras día, mientras en la Comunitat Valenciana las cuentas autonómicas ya tienen prácticamente vía libre para su aprobación.

Hace un año el Gobierno aplazó la presentación de las cuentas públicas por falta de apoyos parlamentarios. Presentados finalmente en primavera, fueron aprobados bien entrado el verano. Durante su tramitación hubo un cambio de Gobierno resultado de la adopción de una moción de censura por el Congreso de los Diputados. Un año después el nuevo Gobierno ha renunciado a presentar los PGE en plazo por el mismo motivo, la insuficiencia parlamentaria para su aprobación.

A día de hoy, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantiene su intención de agotar la legislatura a pesar de su minoría parlamentaria -sólo cuenta con 84 diputados de los 151 que conforman la mayoría de la Cámara Baja-. Para sacar adelante las cuentas anuales, el Ejecutivo debe conseguir necesariamente el ‘sí’ de otras formaciones políticas tales como el PDeCat o Esquerra Republicana (ERC). Hoy por hoy, ambas formaciones independentistas mantienen su decisión de no respaldar las cuentas del Estado. Sin embargo, el Gobierno sí cuenta con el apoyo de Podemos.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado para el 2019 / José Luis Roca

Esta semana el president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, escenificó la retirada de “cualquier apoyo” al Gobierno de Sánchez ante la negativa de Sánchez de interferir en el proceso judicial que mantiene a Jordi Sánchez, Jordi Cuixart u Oriol Junqueras, entre otros dirigentes independentistas, en prisión desde hace un año. El líder del PDeCat, con el permiso de Carles Puigdemont -el cerebro del ‘procés’, exiliado en Bruselas-, recordó el ultimátum que el pasado 2 de octubre lanzó al presidente del Gobierno para que antes del mes de noviembre plantease una oferta de referéndum pactado y vinculante en Cataluña.

Sánchez y Torra, en el último encuentro encuentro en Moncloa / EFE

En palabras de Torra, “es evidente que, más allá de cuatro palabras en voz baja, el Gobierno español ha decidido que no se pondrá al lado de la democracia y la justicia, sino que avala la vía judicial para escarmentar y vengar una derrota en las urnas. Es por eso que retiramos cualquier tipo de apoyo al Gobierno. No aprobaremos los presupuestos del presidente Sánchez”.

El plan B de Sánchez

El jefe del Ejecutivo español ha confirmado, tal y como había avanzado la ministra de Economía, Nadia Calviño, que el Gobierno no descarta prorrogar los presupuestos actuales en caso de no lograr aprobarlos. Sin embargo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rechazaba poco después esta posibilidad. El presidente del Gobierno ha ratificado que el Gobierno mantiene su propio proyecto de ley de presupuestos para 2019. De la misma forma ha afirmado que el Ejecutivo va a asumir su “responsabilidad” de presentar unas nuevas cuentas públicas en diciembre, manteniendo el mismo calendario previsto que contempla su aprobación y llegada al Congreso. No obstante, ha confirmado que si finalmente se produce la prórroga presupuestaria se aprobarán algunas medidas a través de decretos ley. Una de esas medidas podría ser la subida del salario mínimo (SMI) hasta los 900 euros mensuales.


Frente a la ingobernabilidad, decretos ley


En la rueda de prensa posterior al consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá, ha señalado que el Ejecutivo sigue trabajando para sacar adelante las cuentas públicas y que todavía “hay tiempo”. PP y Ciudadanos no han tardado en responder al anuncio del Ejecutivo. De hecho, Pablo Casado ha calificado al presidente del Gobierno de “un zombi que no se ha dado cuenta que tiene que convocar ya las elecciones cuanto antes”.

Las ministras María Jesús Montero, Isabel Celaá y Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / Emilia Gutiérrez

Sobre la aprobación de las cuentas, Sánchez ha exigido a PP y Ciudadanos “responsabilidad y sentido de Estado”. Sin embargo, no parece que esa ‘responsabilidad’ se materialice en el apoyo a los presupuestos. Ambos partidos, sumergidos en la campaña electoral andaluza, siguen centrando sus discursos en atacar la “improvisación” y las medidas del Gobierno de Sánchez.

Comunitat Valenciana: a un paso de la aprobación

No se respira la misma sensación de preocupación en las filas socialistas de la Comunidad Valenciana. Una comunidad donde los partidos integrantes del Botànic -entre los que se encuentra el PSPV- sellaron a finales del mes de octubre el acuerdo de presupuestos para 2019, unos fondos “ambiciosos” que pretenden ser los “primeros” de la próxima legislatura.


PP y Cs advierten de unas cuentas con más de 2.600 millones de ingresos “ficticios”


El triángulo formado por el president y secretario general del PSPV, Ximo Puig; la también consellera de Igualdad, vicepresidenta de la Generalitat y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra; y el secretario general de Podem, Antonio Estañ, se mantiene “a prueba de bombas”, tal y como aseguró la dirigente de Compromís hace unos meses. Este jueves el pleno de Les Corts ha rechazado, con los votos de los tres partidos de izquierda, las enmiendas a la totalidad al proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2019 presentadas por PP y Ciudadanos. Unos grupos que han advertido de que estas son unas cuentas con más de 2.600 millones de ingresos “ficticios”.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, reunidos en el Palau de la Generalitat Valenciana / EFE

Una vez más queda demostrado que no es oro todo lo que reluce. El president Puig ha advertido que si finalmente no se aprueban los presupuestos del Estado no llegará el 10% del total de las inversiones comprometidas por el gobierno central, aunque Puig instó a «luchar hasta el final» para aprobar los presupuestos generales del Estado. Una vez más, la Comunitat como ejemplo del diálogo y la negociación entre partidos. Un ejemplo que no parece tener su ‘versión española’. La Comunitat, el ejemplo que, una vez más, España no mira.

Continuar Leyendo
mm

Jefe de Redacción de Discipuli.es. Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad CEU-Cardenal Herrera. Aprendiendo en las ondas de RadioCEU y en las páginas de El Rotativo. Me apasiona comunicar. Mi correo: nacho.fuertes@discipuli.es. Mi twitter: @nachofuertesgc

Comentarios

Más sobre Política

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies