Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

Políticos y televisión: ¿cómo definir esta relación?

Televisión

Políticos y televisión: ¿cómo definir esta relación?

A la izquierda, Ana Pastor, presentadora de 'El Objetivo'; a la derecha, Pablo Casado, presidente del PP / discipuli.es

Políticos y televisión: ¿cómo definir esta relación?

Con motivo del Día Mundial de la Televisión, analizamos la curiosa y muy medida relación de conveniencia (o no) entre la clase política y los medios de comunicación de carácter nacional e internacional

[6 minutos de lectura estimado]

Conforme el tiempo corre y la sociedad evoluciona, son cada vez más los dirigentes políticos que se atreven a dar el paso y se aproximan cuidadosamente al mundo de los medios de comunicación. En la actualidad, raramente el líder de una determinada formación política se resiste a mostrarse públicamente en televisión, una reticencia realmente frecuente en los orígenes de este medio audiovisual. De esta manera, aparecen en programas no solo informativos sino también de entretenimiento con el único objetivo de mostrarse cercanos y relajados ante la audiencia para mejorar así su imagen y opinión públicas a través de una potente empatía con el espectador. Se trata de un hecho que ya aparece en prácticamente la totalidad de las estrategias de marketing político de alrededor del globo. La masiva afluencia de formaciones de cualquier color político a los medios de comunicación durante los periodos de campaña electoral da paso a una auténtica desaparición de los principales mandatarios en los grupos mediáticos en los momentos centrales de la legislatura, cuando ya no se precisan los votos de la ciudadanía y los problemas diarios de gobernabilidad comienzan a aparecer. Por todo ello, la relación entre políticos y televisión no es una relación casual. Y resulta esencial destacar que varía notablemente en función del ámbito geográfico que se trate. 

Del reniego de los políticos nacionales…

Diferentes académicos de la sociedad española coinciden en afirmar que uno de los principales problemas de los medios de comunicación de España es su marcado sesgo ideológico, desde la radio hasta la televisión pasando por la prensa impresa, de manera que es relativamente sencillo ubicarlos en el espectro político. Además, a esta idea se suma la grave polarización existente entre política y ciudadanía, que, sin embargo, parece que se ha ido debilitando a lo largo de los últimos años con la irrupción de nuevas formaciones políticas, tal y como relata María Rey en su Juego de Escaños. 

El Partido Popular (PP) acusa sistemáticamente a laSexta de “manipulación política”. Los diferentes dirigentes conservadores no se sienten a gusto con las preguntas incisivas de reconocidos comunicadores de la talla de Cristina Pardo, Antonio García Ferreras o Ana Pastor, y así lo hacen saber públicamente y en riguroso directo. Sin duda, una de las personalidades que se ha encargado de llevar esta ¿mala relación? hasta el extremo ha sido Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid (2003-2012). 

 

Ante preguntas incisivas de Jordi Évole (Salvados) relacionadas con la trayectoria profesional de la ‘popular’ en una corporación privada, la dirigente madrileña esgrime algunos pocos detalles sobre ello y da por concluida ella misma la entrevista. “Ahora hemos acabado”, asegura Aguirre, incorporándose rápidamente del sofá. “¡Te he dicho que tenía que irme a las 19:00 horas y son las 19:10!”, exclama ante la estupefacción del presentador del formato de laSexta. “¿Cómo no me has avisado?”, reprocha a Évole. Y la fórmula funcionó: Salvados: Aló Espe inauguró la octava temporada del programa con las estratosféricas cifras de audiencia del 21.2% y 4.635.000 espectadores. 

Una escena similar protagonizaron Cristina Pardo y Celia Villalobos, diputada del PP en el Congreso de los Diputados. En una de las tradicionales sustituciones veraniegas de García Ferreras con Pardo al frente de Al Rojo Vivo, la comunicadora pregunta a la dirigente conservadora si se ha sentido cómoda con los diferentes temas de actualidad tratados a lo largo de la entrevista. “Yo nunca me quejo de los medios de comunicación […] Con no haber venido…”, responde Villalobos. Tras ello, Pardo le espeta que es habitual que se queje acerca de la labor informativa que realizan medios de comunicación como laSexta, por lo que la diputada malagueña arremete contra la periodista navarra llamándola “señora presentadora”. “¡Me llamo Cristina!”, estalla Pardo mordiéndose los labios tras una tensa conversación. 

 

…al desparpajo de los líderes internacionales

Sin embargo, la relación de las autoridades políticas con los medios de comunicación es radicalmente diferente en otras naciones del mundo. Dirigentes de otros países europeos, americanos y asiáticos, por poner algunos ejemplos, no temen a mostrarse públicamente en televisión bailando, cantando o incluso rapeando en alguno de los populares late night shows. Se podría decir que el paradigma de esta idea se encuentra en la clase política norteamericana: si bien Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos, no ve precisamente con buenos ojos a grupos mediáticos de referencia como la CNN, su predecesor marcó un verdadero impasse en la relación entre el ocupante del Despacho Oval y los medios de comunicación.

 

Es la popular manera en que Barack Obama concluyó su última Cena con Corresponsales de la Casa Blanca, esto es, en la primavera de 2016. “Obama out”, finalizó el expresidente, al mismo tiempo que lanzaba el micrófono con que hablaba al suelo. De esta manera, Obama se despidió de los medios de comunicación estadounidenses envuelto de carcajadas y risas de los profesionales de la información allí presentes. Muy rápidamente, este vídeo se viralizó en redes sociales, donde ha logrado miles de visitas. 

Otro vídeo que corrió como pólvora a través de Internet muestra a la primera ministra británica, Theresa May, bailando activa y rítmicamente el famoso Dancing Queen de ABBA. Ocurrió al comienzo de una conferencia del Partido Conservador del Reino Unido hace escasas semanas. Los miembros de su formación política se pusieron de pie y aplaudieron efusivamente a la primera ministra, últimamente envuelta (y muy probablemente cansada) de las intensas negociaciones en torno al Brexit. 

 

En este sentido, para acabar, la política española (especialmente, la catalana) no tiene absolutamente nada que envidiar al baile desenfadado de May. Miquel Iceta, primer secretari del PSC, viralizó el Don’t Stop Me Now de Queen en uno de los últimos comicios electorales en Catalunya. Sin lugar a dudas, el socialista catalán es uno de los ¿pocos? dirigentes que disfruta de una buena sintonía con los medios de comunicación de este país. Igualmente será recordado por su efusividad y su enérgico tono uno de los discursos que pronunció ante el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la tradicional Festa de la Rosa de los socialistas catalanes.  

Continuar Leyendo
mm

Redactor Jefe de discipuli.es y Redactor de Despierta Valencia (CV Radio 94.5 FM). Estudio Periodismo + Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en CEU. También en: Radio CEU | El Rotativo

Comentarios

Más sobre Televisión

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies