Síguenos en nuestras redes sociales!

Discipuli.es

La nave InSight aterriza en Marte

Ciencia

La nave InSight aterriza en Marte

La nave InSight aterriza en Marte

InSight ha aterrizado con éxito en Marte para la primera misión espacial que estudiará el interior del planeta y averiguará si está completamente muerto o aún alberga algo de actividad en sus entrañas

[4 minutos de lectura estimado]

La nave InSight es una nave que la NASA ha enviado a Marte para investigar sus entrañas y darnos información acerca de si el planeta sigue “vivo” o no es más que un pedazo de roca flotando en el espacio. Esta nave entraba a las 20:47 del 27 de noviembre en la fina atmósfera marciana y a las 20:54 la NASA confirmaba que había tocado suelo en Marte. “Su nuevo hogar es Elysium Planitia, una región plana donde se estudiarán las ondas sísmicas y el calor debajo de la superficie del Planeta Rojo durante dos años”, ha explicado la NASA.

La nave de la NASA ha conseguido superar los “siete minutos de terror”, el periodo en el que el Centro de Control de la misión pierde el contacto con el módulo tras separarse del orbitador y atravesar la atmósfera marciana. Durante estos siete minutos, la nave debía reducir su velocidad de 20.000 kilómetros por hora a unos 8 kilómetros por hora para poder aterrizar con seguridad y sin daños. El aterrizador pesa 360 kilos, con lo que no ha podido usar el sistema de airbags que emplearon los robots Spirit y Opportunity, más ligeros. La nave ha aprovechado el rozamiento con la envoltura de gases marciana para bajar de velocidad hasta los 1.500 kilómetros por hora. Cuando estaba a unos 12 kilómetros de la superficie, ha desplegado el paracaídas. A 1.000 metros de altura, este se ha desprendido y han entrado en funcionamiento el radar y un sistema de inteligencia artificial que ha usado sus datos para controlar la intensidad de 12 retropropulsores para realizar la última fase de frenado hasta los ocho kilómetros por hora. El aterrizaje, tal y como estaba previsto, se ha registrado a las 20:54 de este lunes, hora peninsular española, y la primera señal de radio desde la superficie del planeta rojo ha tardado en llegar a la Tierra ocho minutos más.

Foto tomada por la nave InSight desde la superficie marciana.


La nave debía reducir su velocidad de 20.000 kilómetros por hora a unos 8 kilómetros por hora para poder aterrizar con seguridad

Se trata de un proceso que puede calificarse de cualquier cosa menos fácil. De hecho, el módulo Schiaparelli del proyecto ExoMars no superó esa complicada fase y acabó hecho pedazos contra el planeta rojo en octubre de 2017. Desde la llegada del robot Curiosity al planeta rojo en 2012 no había habido ningún amartizaje (aterrizaje en Marte) con éxito. Con este, ya son ocho aterrizajes en este planeta vecino nuestro.
En este vídeo podemos ver los tensos momentos del final del amartizaje de la InSight junto con la celebración de la NASA:

Tomándole el pulso al planeta

InSight va armada con dos instrumentos que le ayudarán a examinar al Planeta Rojo. El primero de ellos es un sismómetro que le permitirá detectar movimientos de una cien mil millonésima parte de un metro. Este instrumento será el primero de la historia capaz de detectar movimientos sísmicos —martemotos— y también impactos de meteoritos a kilómetros de distancia. El segundo instrumento, apodado “El topo”, consiste en un percutor que perforará el suelo hasta los cinco metros, dejando termómetros por el camino.

Con estos instrumentos lo que pretende la NASA es determinar si Marte sigue vivo, geológicamente hablando, o si su núcleo está apagado y, debido a esto, el planeta está muerto. Uno de los objetivos de esta misión es determinar las dimensiones de las diferentes capas de este planeta ya que se trata de un planeta rocoso como la Tierra.

2 años de retraso

InSight debería haber despegado en 2016 pero un fallo técnico obligó a posponer la misión dos años, hasta que la distancia entre Marte y la Tierra fuera la más adecuada para acortar el viaje. Ese retraso puso en entredicho la misión e incrementó su coste hasta los 800 millones de dólares (el presupuesto inicial era de 650 millones). Por otra parte, los instrumentos suministrados por los socios de la NASA suponen otros 180 millones de dólares.

InSight lleva una parte española, la estación meteorológica TWINS, desarrollada y operada por el Centro de Astrobiología, que también fabricó la que lleva el vehículo robótico Curiosity, que explora Marte desde 2012. Este instrumento tiene tres objetivos: hacer ciencia atmosférica para conocer mejor la atmósfera del Planeta Rojo. Para ello colaborará con REMS, la estación meteorológica del rover Curiosity. El segundo objetivo es dar información a la NASA acerca de los vientos sobre la superficie marciana para poder desplegar los instrumentos en el momento más favorable para la misión. El tercer objetivo consistirá en descartar falsos positivos de terremotos que ocurran en la superficie de Marte.

Continuar Leyendo
mm

Soy estudiante de Periodismo interesado en el diseño periodístico. Me encanta leer ciencia-ficción y fantasía principalmente.

Comentarios

Más sobre Ciencia

Lo más leído

Facebook

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies