8M Mujeres de la limpieza en huelga por sus derechos
8M Mujeres de la limpieza en huelga por sus derechos

Contratos basura, retrasos en los pagos, protestas sin respuesta… Es lo que ha motivado a las trabajadoras de la limpieza a iniciar una huelga para luchar por mejorar sus condiciones laborales.

Tras dos meses sin cobrar, las trabajadoras de las empresas de servicios de limpieza Netalia y Raspeig, han decidido ponerse en huelga para reclamar lo que les deben. Estas empresas, contratadas por instituciones públicas como la tesorería de la seguridad social, los institutos, el INS o las instituciones penitenciarias, tiene un modus operandi muy claro para poder seguir funcionando. “No paga regularmente a los trabajadores, siempre les deja a deber un mes, dos o tres, así tiene siempre enganchada a la gente y a las administraciones” afirma Gloria Pérez, una de las afectadas por los impagos de la empresa.

Las dos empresas, que tienen nombres diferentes, pertenecen al mismo dueño, afirma Pérez, quien asegura que el dueño cambió de nombre la empresa para poder optar a la contrata de las demás instituciones sin que se viera la deuda que tenía pendiente.

Las trabajadoras reivindican poder cobrar el salario que les deben. También piden a las administraciones que no contraten a empresas que no están al corriente de pago con los trabajadores, o que puedan prescindir de sus servicios, pero esto último es algo imposible, pues las empresas tienen deudas y por tanto no pueden prescindir de ellas.

La huelga se está llevando a cabo por las afectadas de todas las instituciones, y está respaldada por los dos sindicatos, UGT y Comisiones Obreras. Sin embargo, pese a estar en huelga todas las afectadas, Gloria Pérez, indica que de las que menos hablan son de las de la seguridad social; “somos minoría”, añade.

8M Mujeres de la limpieza en huelga por sus derechos
Mujeres de la limpieza en huelga por sus derechos

Es una vergüenza, se les tendría que caer la cara de que a las trabajadoras de la Seguridad Social no les pague la empresa que tienen subcontratada; no deberían de existir estas empresas” reivindica Pérez, a quien le gustaría que les pagase directamente la seguridad social, sin intermediarios, pues asegura que de esta forma los intermediarios son los que se llevan el dinero sin que llegue a las trabajadoras.

El sector de la limpieza es uno de los más olvidados, al que se dedican cientos de mujeres. En el caso de Gloria Pérez, afirma que la huelga está siendo efectiva, pues la paga extra de diciembre se la pagaron después de llevar 3 días de huelga, sobre el 20-21 de febrero. Pese a eso, señala que son situaciones que no se pueden soportar, “aparte de que algunas de nosotras no trabajamos ni cuatro horas semanales, con lo que conlleva una miseria de sueldo y estamos intentando que nos den mas horas, que nos hagan un mejor contrato y que nos paguen lo que trabajamos, porque estamos trabajando y no cobramos.” Pérez, indignada, afirma que las instituciones dicen que no pueden echar a la empresa, que es ilegal. “Todo es ilegal, es ilegal tirarla, es ilegal pagarnos a nosotros directamente pero no es ilegal que la empresa no nos pague.