Ciudadanos nace en Catalunya en 2006 con Albert Rivera como presidente de esta formación desde entonces. Con la eclosión del conflicto catalán, esta formación política es exportada al resto de territorios del país, incluida la Comunitat Valenciana, donde aterrizó en las Elecciones Autonómicas y Municipales de 2015. Su candidato a la presidencia de la Generalitat es el valenciano Toni Cantó, y al igual que podría ocurrir en el resto del Estado, las últimas encuestas le otorgan un ligero crecimiento de los apoyos cosechados en las Elecciones Autonómicas de 2015, datos que supondrían pasar de los actuales trece diputados en Les Corts Valencianes a dieciséis o diecisiete diputados.

El programa electoral de Ciudadanos engloba hasta 215 medidas. En líneas generales y como se ha podido avanzar en el titular de este análisis, se trata de un documento muy bronco que carga constante y directamente no solo con el actual Govern del Botànic (integrado por PSPV-PSOE y Compromís, y con el apoyo parlamentario de Podem) sino también con la clase política valenciana en general. De esta manera, son continuas las referencias a expresiones de la talla de “los políticos corruptos se irán a su casa”, “no a pagar caprichos ni favores” o “poner fin a décadas de despilfarro del PP, y ahora del Botànic”.

En cualquier caso, gran parte de las propuestas electorales de Ciudadanos hacen referencia al terreno económico. En este sentido, se trata de un programa muy ambicioso que anuncia una bajada de los impuestos “para aliviar a la clase media y trabajadora de la Comunitat Valenciana”, como es el caso del IRPF en su tramo autonómico; la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en transmisiones entre parientes directos en la Comunitat; la reducción del Impuesto de Patrimonio “para ser más competitivos”; o la bonificación al 100% el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados “para reducir los costes de firmar una hipoteca”.

Además, la formación liderada por Toni Cantó propone la realización de un Plan Fiscal de Contención con el único objetivo de contrarrestar los efectos negativos que un posible Brexit sin acuerdo podría causar en la Comunitat Valenciana. De acuerdo con datos proporcionados por Ciudadanos, “hay 296.000 británicos registrados en España, y casi un cuarto de ellos residen en la Comunitat”, más concretamente en las comarcas alicantinas.

En materia laboral, la prioridad del partido político de Albert Rivera sería “crear empleo estable y de calidad”, motivo por que su programa electoral incluye medidas como el refuerzo del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF), recientemente renombrado Labora.

En materia política, este documento recoge diferentes ideas para la lucha contra la corrupción; por ejemplo, se explica que se protegería a aquellas personas denunciantes de corrupción. No obstante, resulta fundamental recordar que esta protección a los denunciantes de malas prácticas político-económicas se encuentra vigente en la actualidad a través de la Agencia Valenciana Antifraude, que fue instaurada por el actual Govern del Botànic y que dispone de un buzón de denuncias completamente anónimo.

Por otra parte, desde Ciudadanos se llama a la despolitización de À Punt “para que deje de ser un chiringuito al servicio del nacionalismo pancatalanista de Compromís”. En definitiva, se apostaría por una auténtica reconversión del espacio de comunicación público valenciano con la única pretensión de acabar con “TeleCompromís”, término acuñado por Cantó. Eso sí, resulta interesante apuntar que esta hipotética despolitización de los medios de comunicación públicos aparece recogida dentro del apartado que el programa electoral de Ciudadanos ha destinado a la política.

A continuación, el documento con que la formación naranja aspira a alcanzar la presidencia de la Generalitat incluye un apartado claramente en clave nacional. En él, se llama a la unidad de España y a defender la Constitución “como el instrumento que durante los últimos 40 años ha promovido la etapa más duradera de convivencia y prosperidad de nuestro país”. Además, se realiza otra llamada a la protección de los valores de la Unión Europea “como medida para proteger los intereses valencianos”. Para finalizar, este documento recoge la necesidad de reformar la financiación autonómica, el fin de los privilegios fiscales y corregir la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana; este último punto queda recogido en la reforma del Estatut d’Autonomia, que fue aprobada recientemente por el Congreso de los Diputados y que había inusitado consensos prácticamente nunca vistos hasta el momento, si bien el propio Toni Cantó acabó absteniéndose en el último momento.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, arropó a su candidato valenciano en un mitin celebrado en el centro de Valencia el 20 de Enero / laSexta Noticias

En materia sanitaria, Ciudadanos defendería una sanidad pública “universal, moderna, equitativa y de calidad”. Desde esta perspectiva, el principal objetivo sería reducir las listas de espera al mismo tiempo que abordar el fenómeno del “turismo sanitario” en el territorio valenciano mediante la reclamación de la factura a los países de origen “para que nadie pueda aprovecharse de nuestros servicios públicos de salud”, siempre en el marco de la “sanidad universal” anteriormente mencionada.

En materia educativa, aparece una de las medidas estrella de la formación liderada por Toni Cantó: la libre elección del centro escolar en la Comunitat. Asimismo, se propondría un plan de refuerzo de las competencias en inglés, matemáticas, lingüística y comprensión lectora “con el objetivo de mejorar los resultados de todos los alumnos” en una clara referencia al Informe PISA, impulsado desde la OCDE. Se reforzaría igualmente el aprendizaje de lengua inglesa de todos los alumnos de valencianos gracias a un programa intensivo en el mes de julio, y se desarrollaría una Ley de Convivencia Escolar “para luchar contra el acoso escolar y promover el respeto, la autoridad y la dignificación del profesorado”, recoge el programa electoral de Ciudadanos.

En materia social, el documento en cuestión plantea la aprobación de una Ley Valenciana de Apoyo a las Familias “adaptada […] a los diferentes modelos de familia”, la apertura de comedores escolares durante las vacaciones y la implantación de programas de voluntariado para las personas más mayores. El partido político liderado a nivel nacional por el catalán Albert Rivera abordaría “la soledad no deseada como uno de los grandes retos de nuestra sociedad”, así como medidas a favor de la igualdad, de los derechos LGTBI y en contra de la violencia de género que pasarían principalmente por el refuerzo de los actuales dispositivos. Además, se propondría la implantación de “políticas de integración para los colectivos de inmigrantes de otros países que residen legalmente en España”, si bien no existe mención alguna a la inmigración irregular.

Desde Ciudadanos, se aspira a convertir a la Comunitat Valenciana en un territorio referente en ciencia, tecnología y turismo de carácter cultural mediante la potenciación de redes de museos, entre otras iniciativas. Y es que la cultura y el turismo, junto con el deporte, son considerados para la formación de Toni Cantó como “motores de desarrollo” del territorio valenciano, para lo que se pretende la agilización de trámites y de burocracia a la hora de crear o emprender iniciativas relacionadas con esta temática.

Finalmente, el programa electoral de Ciudadanos para la presidencia de la Generalitat comprende otras medidas como el impulso de la “gestión sostenible de nuestros montes y pantanos como fuente de riqueza” y la defensa de “la caza y la pesca como actividades dinamizadoras de nuestros municipios rurales”. En este sentido, desde esta formación política se añade que caza y pesca son actividades “determinantes” para el mantenimiento del empleo rural, para la lucha contra la despoblación del interior de la Comunitat y como motores de la sostenibilidad económica de nuestras comunidades rurales. Para ello, se impulsaría un Plan Autonómico Integral de Apoyo a la Caza y Pesca.

 

En la imagen de portada de este artículo: Toni Cantó, candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat (Ángel Díaz)