Los candidatos a presidir la Generalitat Valenciana (arriba) y a presidir el Gobierno de España (abajo)

Punto y final a la campaña electoral para las elecciones generales, y autonómicas en el caso de la Comunidad Valenciana, del 28 de abril. Este viernes se cierra un extenso e intenso periodo que, sin duda, agitará el panorama político a nivel nacional y autonómico.

La segunda y última semana de la campaña electoral ha estado protagonizada por los debates electorales, que han centrado buena parte de la atención de la ciudadanía y del alto número de indecisos que decidirán su voto días antes de la jornada electoral. El lunes se celebró el debate organizado por Radiotelevisión Española (RTVE) -el primero producido íntegramente por la corporación pública-. En él se pudo ver a los candidatos que aspiran a presidir el Gobierno algo encorsetados, en gran medida por el formato y la rígida división de los tiempos. Parte de los líderes de opinión dieron por vencedor al líder de Ciudadanos, sin embargo, muchos coinciden en que no hubo un claro ganador.

El debate primer debate electoral entre candidatos organizado íntegramente por RTVE -y emitido también por las televisiones públicas de la FORTA- estuvo moderado por el periodista Xabier Fortes y fue visto por 8.886.000 de espectadores, lo que se tradujo en un 43% de share, según datos de Barlovento Comunicación / RTVE

Un día después Atresmedia fue el epicentro político en un debate algo menos rígido, con más espacio a las réplicas entre los presentes, Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, no así Santiago Abascal (Vox) por decisión de la Junta electoral. Un debate algo más bronco, con mayor número de ataques cruzados entre partidos y con una ‘performance’ típica de la campaña electoral que ha desarrollado los líderes nacionales de los partidos. Si Rivera había sorprendido en RTVE usando como arma un marco de fotografía donde iba enseñando distintas imágenes de sus rivales, como una en la que aparecían Sánchez y Torra en Moncloa, en Atresmedia lo hizo entregando en mano al propio presidente del Gobierno su tesis doctoral.

Rivera y el resto de candidatos sorprendieron a muchos espectadores en cuanto a una puesta en escena perfectamente planificada. No así lo hicieron con el contenido del debate. Los temas previsibles como el conflicto catalán, los pactos postelectorales o los constantes rifirrafes entre partidos reinaron en el prime time. La Comunidad Valenciana, única autonomía que celebra los comicios autonómicos coincidiendo con los generales, tuvo una presencia mínima de apenas 30 segundos, introducida en términos de infrafinanciación por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y retomada -en cuanto a corrupción- por el líder socialista, Pedro Sánchez.

El debate organizado por Atresmedia y emitido por Antena 3, laSexta y Onda Cero, fue visto por 9.477.000 espectadores y logró un 48,4% de cuota de pantalla, según datos de Barlovento Comunicación / 20 Minutos

La menospreciada agenda valenciana a nivel nacional fue suplida en los debates organizados por la televisión pública valenciana, À Punt, que celebró el miércoles un encuentro entre los cabezas de lista al Congreso de los Diputados y el jueves el debate con los cinco candidatos a presidir la Generalitat de formaciones con representación parlamentaria. El primero de ellos estuvo marcado por las ausencias de José Luis Ábalos (PSOE) y María Muñoz (Ciudadanos).

El jueves, apenas 24 horas del final de campaña, Isabel Bonig (PPCV), Ximo Puig (PSPV-PSOE), Mónica Oltra (Compromís), Toni Cantó (Ciudadanos) y Rubén Martínez Dalmau (Unides Podem-Esquerra Unida) se enfrentaron en el estudio 2 del Centro de Producción de Programas de À Punt Mèdia en Burjassot en el que sería el último debate de la campaña, en este caso bajo la batuta de la periodista Jèssica Crespo, que demostró capacidad absoluta para moderar un formato de estas características. El encuentro sorprendió por el nivel demostrado por los distintos presidenciables. Lejos de contaminar el debate a base de ataques personales, gráficos sin ningún tipo de lógica o libros al más puro estilo de los líderes nacionales, los candidatos valencianos demostraron capacidad de diálogo y de debate, aportando datos (algunos con más rigor que otros) y fortaleciendo los discursos y roles empleados en campaña.

Los candidatos y candidatas a presidir la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, Isabel Bonig, Rubén Martínez Dalmau, Toni Cantó y Ximo Puig, en el debate organizado por À Punt y moderado por la periodista Jèssica Crespo / La Vanguardia

La crónica del debate se puede resumir en Bonig y Cantó luchando por liderar en bloque de centroderecha, éste último más cómodo y menos bronco que de costumbre; Puig y Oltra, sin mostrar discrepancias, en bloque ‘botánico’ frente a la oposición; y Martínez Dalmau, quien posiblemente más se jugaba en el debate, desvinculándose del pacto de no-agresión de los partidos del Botànic.

Todo preparado, a falta del último día de campaña, para la cita del próximo domingo en las urnas. Las distintas formaciones políticas han puesto la vista en Valencia para sus mítines de cierre de campaña. El PP celebrará su acto final en La Marina, con presencia del líder del PP, Pablo Casado. El PSOE hará lo propio, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apoyando a Ximo Puig, en el Parque Central de la capital valenciana. Ciudadanos, por su parte, contará con Albert Rivera para su cierre de campaña en el cauce del río, y Compromís celebrará su acto final en la plaza de la Virgen, con discursos de Mónica Oltra y Joan Baldoví.

 


Discipuli.es ofrecerá una amplia cobertura especial el viernes 26 de abril con motivo del cierre de la campaña electoral, con presencia en los actos del PP, PSOE y Compromís en la ciudad de Valencia. La jornada se podrá seguir a través de nuestra web y redes sociales. También se establecerá una especial atención el domingo 28 a los resultados electorales. Esta cobertura se suma al detallado análisis que lleva realizando Discipuli.es de los programas electorales de las formaciones valencianas con representación parlamentaria.