María José Catalá: «Si el PSPV y Ciudadanos quieren evitar cuatro años más de Ribó, solo tienen que decirlo»

0
160

A las 17:15 estaban citados los medios en la sede provincial del Partido Popular. Allí, María José Catalá, candidata del PPCV al Ayuntamiento de Valencia, comparecía tras los primeros análisis postelectorales y previos a una reunión con la gestora del partido -la cual aspira a sustituir-.

Catalá empezaba su intervención haciendo referencia a la bajada de participación; que en su caso no ha mellado en los apoyos. Por el contrario, han aumentado casi un 3,5 en comparación a los comicios del pasado mes.

Han pasado de cuarta a fuerza a segunda y, junto a Compromís, son los que más crecen.

Tras entregar un documento a los periodistas donde se comparaba los partidos y los resultados de las elecciones en 2019, Catalá ha iniciado una ronda de observaciones sobre el resto de formaciones.

María José Catalá, durante su comparecencia en la sede del PPCV / Lucía Gutiérrez

Del partido encabezado por Ribó destaca la volatilidad de su voto, en las autonómicas obtuvieron un respaldo del 21/100 mientras que en las europeas su respaldo ha sido de alrededor del 8/100, remarca.

A la candidata popular le ha causado especial sorpresa el descenso de votos que ha cosechado la formación naranja (Cs), así como la diferencia de apoyos que han recibido las candidaturas socialistas a Europa (28.38/100) y al ayuntamiento (19.24/100). «Pensamos y es una evidencia, que somos el partido más estable de la ciudad». «Hay partidos con una evolución muy fluctuable,» sentenciaba Catalá, tras añadir que son «el partido más votado del centro-derecha en todos los barrios valencianos».

La candidata popular tendía la mano a Ciudadanos y al PSPV para formar una «alternativa a Ribó». «Nos hemos posicionado a favor de los partidos constitucionalistas y hemos advertido del peligro de los partidos nacionalistas de izquierda», ha asegurado la alcaldable.

«Si el PSPV y Ciudadanos consideran que la gestión en movilidad, turismo, vivienda… no ha sido buena, estamos dispuestos a aceptar sus apoyos puntuales», proseguía.

Al ser preguntada por si consideraba a VOX una fuerza constitucional, insistía en que sus apoyos no serían necesarios. «Es incuestionable que las única opciones son Ribó o yo….en sus manos esta que la izquierda nacionalista no gobierne la ciudad», reiteraba.

Catalá dejó claro que no renunciaban al liderazgo de la oposición, e insistía en la pequeña diferencia (254 votos) entre el bloque de derecha y el de izquierda.

Tras aceptar preguntas, la líder de la formación popular, se disponía a proseguir las valoraciones postelectorales, ahora ya, con los miembros que componen la gestora regional.