La noche negra de la izquierda italiana

La Liga de Matteo Salvini es el primer partido italiano. Siguen el Partido Democrático, el M5S y luego las otras fuerzas de la derecha Forza Italia y Fratelli d’Italia. ¿Dónde está la izquierda italiana?

0
241

En Italia la participación electoral a las elecciones Europeas 2019 ha sido bastante baja. Hablamos del 56,09% (fue 58,69 en 2014) en general, pero de un 37% en las islas Sicilia y Sardegna. Por el hecho de que la mayoría de los votantes estaba en el Centro y en el Norte, la Liga de Matteo Salvini ha sacado el 34,33% llegando a ser el primer partido italiano. El Partido Democrático es el único de la izquierda italiana a ganar escaños en el Parlamiento Europeo.

Matteo Salvini ha convencido la población italiana que sus ideas sean realizables y concretas mirando a la derecha más que al centro. Así hoy la histórica coalición entre los liberales moderados de Forza Italia, la Liga de la mirada nacional y los derechistas de Fratelli d’Italia, parece en el cruce. El ganador de las elecciones políticas y europeas en esta área política es Matteo Salvini y ahora Fratelli d’Italia quiere gobernar con él, suponiendo un alejamiento del partido de Silvio Berlusconi.

De otro lado, su colega de gobierno Luigi Di Maio, la guía política del M5S, lleva su partido al tercero asiento con el 17,07% (el año pasado era el primero). La demostración que cuando llegue una fuerza política con una ideología definida, la gente deja de votar quien se define ni a la izquierda ni a la derecha y elige un conjunto de valores claros. Por consiguiente, el Partido Democrático mejora los hallazgos del año pasado y sube al 22,69% después del recién cambio de líder.

La alianza entre la Liga y el M5S dependerá de la capacidad de Matteo Salvini de respetar el Contrato de Gobierno con los populistas y de Luigi Di Maio de equilibrar la balanza acerca de los temas más calientes.  

Matteo Salvini expone un cartel dando gracias a los italianos

¿Y la izquierda italiana?

Hay unos partidos, entre los principales, que no sacan el 4% y están fuera del Parlamiento Europeo: +Europa (3,09%), EuropaVerde (2,29%), LaSinistra (1,74%) y el Partido Comunista (0,88%).

Los grupos ambientalistas ganan en toda Europa escaños, sino en Italia.

La izquierda italiana, después de muchas fracturas y cambios, llega a ser un listado con unas siglas que no ponen en marcha el sentimiento de representación y participación. Si hubieran sido juntos, habrían ido más allá del porcentaje mínimo de las elecciones Europeas y habrían sido elegidos. Por el contrario, el resultado es que los votos a la izquierda del Partido Democrático se dividían entre grupos pequeños por la incapacidad de formalizar un proyecto compartido y plural.

Luego, después del fracaso de la Otra Europa con Tsipras en 2014, muchos electores del área progresista dejaron de ver una perspectiva de verdadero cambio en la reforma de la UE y pararon a su apoyo a los grupos de la izquierda radical en coalición con el GUE-EuropeanLeft.

Fue la noche más negra que nunca por la izquierda italiana. Una sola alternativa es posible: empezar otra vez a hablar con el pueblo, con los trabajadores, con los movimientos sociales y las feministas, preguntar a la gente y buscar soluciones. La única esperanza para la izquierda es elaborar un proyecto, más que una alternativa.

Eleonora Forenza – Eurodeputada GUE 2014 – 2019