La investidura que ha traspasado las paredes del Congreso

La batalla por liderar el relato se ha vivido en estos días de intensas negociaciones a través de las televisiones, radios y redes sociales

0
43
Foto: Economía digital

Jueves 25 de julio de 2019. El Congreso de los Diputados ha rechazado este jueves, en segunda votación, la investidura como presidente del Gobierno de Pedro Sánchez. Y lo hace 48 horas después de que el pasado martes sólo recibiera el apoyo de los miembros de su grupo y el del diputado del Partido Regionalista de Cantabria. En total han sido 124 síes frente a 155 noes y 67 abstenciones.

Sánchez se convierte así en el primer candidato a la investidura a la Presidencia del Gobierno que fracasa por partida doble. Las investiduras se le resisten al socialista desde 2016. En marzo de aquel año, Sánchez se estrenó en un debate de investidura tras haber llegado a un acuerdo con Ciudadanos, pero no logró la confianza de la Cámara ni en la primera ni en la segunda votación.

Este jueves se ha consumado el fracaso total y la ruptura de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, que han tenido en vilo durante la última semana a todo el país. Un culebrón digno de Netflix que, más allá de en los pasillos y despachos del Congreso, se ha vivido (y contado) en los platós de televisión.

Los espectadores han podido ver -en televisión-, escuchar -en radio- y leer -en prensa escrita- en primera persona el estado de las negociaciones entre los partidos y las exigencias, el reparto del ‘pastel’ (Ministerios, Secretarías de Estado…).

La lucha por controlar y liderar el relato -político- ha pasado a la dimensión pública. Conscientes de que «lo que se dice en el Congreso se queda en el Congreso», el combate dialéctico ha traspasado las puertas de la Cámara baja.

Este miércoles, Mediaset anunciaba una entrevista con el candidato a la investidura y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Cinco minutos después desapareció el tuit que anunciaba la entrevista, ejemplificando los vaivenes que se han vivido estos días en La Moncloa. Sin embargo, horas después, Aimar Bretos –Hoy por hoy– anunciaba la entrevista de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, este jueves a las nueve de la mañana en la Cadena SER. Pero la carcasa final no había explotado todavía: la entrevista a la vicepresidenta se produciría justo después de otra con la persona que había liderado en Unidas Podemos las negociaciones, Pablo Echenique.

El cruce de acusaciones, que se extendería hasta el mismo momento de la votación -en torno a las dos y media de este jueves-, se repetía en las demás cadenas de televisión y emisoras de radio. Una sucesión de ‘última hora’, conexiones con el Congreso y declaraciones de portavoces de las distintas formaciones políticas se fundía con la expectación que suscitaba el resultado de la investidura, finalmente fallida.

No obstante, el relato no solo se ha trasladado a las televisiones. Las redes sociales -y especialmente Twitter- se han convertido en la nueva sala de prensa del Congreso. Diputados y otros políticos ha expresado sus opiniones sobre el fracaso de la investidura, como es el caso de Íñigo Errejón (Más Madrid), Alberto Garzón (Izquierda Unida), Gabriel Rufián (ERC), Manuel Valls o el propio Pedro Sánchez. También lo han hecho periodistas como Ana Pastor o Esther Palomera, entre muchos otros.

¿Y AHORA QUÉ?

Ahora, al no recibir Sánchez la confianza del Congreso ni en primera ni en segunda votación, se abre un plazo de dos meses hasta el próximo 23 de septiembre para que los grupos políticos traten de alcanzar un acuerdo.

Sánchez podría volver a intentar recibir la confianza de la cámara. En este sentido, la Constitución establece que en ese periodo «se tramitarán sucesivas propuestas» de candidatos, igual que lo puede intentar hacer otro líder político, pero tiene que ser el Rey, previa consulta con los grupos políticos, quien lo proponga como candidato.

En caso de que no lo consigan en esos dos meses, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones, que se celebrarían el 10 de noviembre.