Alicia en el País de las Maravillas toma el poder en la sexta edición del Medusa Sunbeach Festival

En la presente edición se ha batido el récord de asistencia con un total de 315.000 visitantes al macroevento musical celebrado en la playa de Cullera

0
48
Foto: wegow.com

Este año el festival Medusa Sunbeach, que se celebra en la localidad valenciana de Cullera, ha dejado las expectativas muy altas tanto a los asistentes como a los organizadores. La pasada edición asistieron alrededor de 300.000 personas, una cifra que aumentado hasta los 315.000 asistentes, «todo un éxito» según la organización del festival ya que se trata del récord de visitantes del evento musical.

El recinto donde se llevó a cabo estaba ambientado en esta edición en la película «Alicia en el País de las Maravillas», realizado por el artista fallero Manolo García, debido a la tradición de que todos los años el festival gire en torno a una temática concreta.

Foto: Redes sociales

Además, este año el Medusa Sunbeach disponía de cinco escenarios diferentes donde actuaron más de 150 artistas internacionales. Entre ellos, grupos de la talla de Dimitri Vegas, C. Tangana, Beret, Lost Frequencies y Richie Hawtin, uno de los dj’s del panorama actual.

Foto: Redes sociales

El festival ha conseguido este 2019 un impacto económico de más de 25 millones de euros en la localidad de Cullera y ha dado empleo a 3.000 personas de forma directa e indirecta -seguridad, logística, montaje de escenarios, entre otros-.

Por su parte, la Guardia Civil ha sido la encargada de garantizar la seguridad en este macroevento, junto a la colaboración de la Policía Local de Cullera, la Unidad Adscrita de la Policía de la Comunitat Valenciana y la seguridad privada contratada por la organización.

El operativo policial se ha reforzado si se compara con el año anterior. En esta ocasión estaba formado por más de 750 agentes de unidades de Seguridad Ciudadana, tanto genéricas como especializadas, Subsector de Tráfico, unidades de Grupo de Reserva y Seguridad, equipos de Policía Judicial e Información. También han participado en el control del festival helicópteros del servicio aéreo con sistema de captación y transmisión de imágenes, técnicos especialistas en desactivación de explosivos, unidades caninas de explosivos y estupefacientes y patrullas del Seprona, el Servicio Marítimo y del Grupo Especial de Actividades Subascuáticas.

Pese a este aumento de la seguridad, el Instituto Armado ha llegado a tramitar mil denuncias por tenencia de drogas durante los días del festival. Sin embargo, no ha habido constancia de ninguna agresión sexual y en lo que respecta a delitos de robo con violencia solo se han registrado cuatro frente a los 28 del pasado año.

En definitiva, el clima y la seguridad del festival hacen que los «meduseros» -así reciben el nombre los asistentes- continúen asistiendo a uno de los festivales más importantes de la música electrónica de nuestro país. Una vez acabada la edición, la organización ya tiene decidida la fecha de la próxima edición, que será del 5 al 10 de agosto de 2020.