De acuerdo con los datos ofrecidos por el Gobierno y fuentes oficiales, las fases de la desescalada en España durarán dos meses y se avanzará a la siguiente o se retrocederá a la anterior en función de la situación epidemiológica.

Poco a poco se volverán a abrir determinados comercios, como peluquerías, centros de fisioterapia y ópticas el próximo lunes 4 de mayo, pero no podremos viajar fuera de nuestra provincia hasta el 22 de junio en el mejor de los casos.

¿Tenemos que ser optimistas o pesimistas? No podemos sentar una conclusión segura, pero debemos ser conscientes de la realid6ad, del virus al que nos enfrentamos, enemigo invisible que ha acabado con la vida de más de veinte mil personas en nuestro país.

Las medidas detalladas del plan aprobado este martes por el Consejo de Ministros para sacar al país del confinamiento por el coronavirus en el que lleva ya casi 50 días. La desescalada se distribuye en cuatro fases: la fase 0 a partir del lunes 4 de mayo, la fase 1 a partir del 11 de mayo, la fase 2 a partir del 25 de mayo y la fase 3 a partir del 8 de junio.

Decisiones que marcarán un antes y un después

El Gobierno irá decidiendo qué provincias van avanzando de fase de forma quincenal. Es una realidad que ningún país cuenta bien a sus muertos por covid-19 y España ni siquiera es de los peores. Cualquiera que eche un vistazo a las cifras de fallecidos por coronavirus comprobará incongruencias, desproporcionalidad.

Uno de cada tres fallecimientos por posible coronavirus no es diagnosticado en España. Desde el inicio de la pandemia se ha afirmado que, sin test masivos en la población y con miles de asintomáticos, la única certeza del alcance de la enfermedad son los muertos. No es así, no hay suficientes test.

Tanto expertos como personas de a pie cuestionan una segunda oleada tras la instauración de una “nueva normalidad” y es que los expertos aseguran que la epidemia no está controlada y que existe el riesgo de que ocurra un rebrote en España debido a la apertura de las medidas, como ha ocurrido en países como Singapur o Japón.

La idea de esta segunda oleada es aterradora, puesto que no cabe lugar para posibles países inmunes y es por eso por lo que entendidos en la materia argumentan que podemos estar año y medio o dos años con periodos alternos relajados y de confinamiento. ¿Qué destino es el que nos espera?